Translate

4 de enero de 2014

Forma correcta de tomar anticonceptivos orales.

¡Muy buenas mis queridos tabúes! hoy os traigo un tema que es por todas conocido pero hay ciertas dudas, así que intentemos despejar esas incógnitas.
Como todos sabéis, los anticonceptivos orales es el método más frecuente entre las mujeres, ya que es un anticonceptivo bastante eficaz y fiable que consigue que las mujeres se despreocupen de un embarazo no deseado. La píldora es una de las más populares junto al anillo, que poco a poco va ganando terreno. 
Con el paso del tiempo, las pastillas anticonceptivas son más avanzadas y tienen muchos menos efectos secundarios e incluso se pueden tomar sin descansos. 
Son muy avanzados, sí, pero hay que tener en cuenta que no dejan de ser hormonas, y hay que utilizarlas correctamente. Estoy algo preocupada, ya que no me paran de llegar emails con dudas de su correcta utilización, así que intentaré ayudaros a la medida de lo posible. 
Creo que lo mejor es consultar a un médico, ya que hay que llevar a cabo una serie de pruebas médicas necesarias para que te proporcionen una pastilla acorde con tu cuerpo. No veo bien, ir a una farmacia y pedir la primera que hayas leído por internet. No es prudente hacer tal barbaridad. Hay que tener un poco de paciencia, se que es un rollazo enorme acudir a un médico, sacarse sangre y demás, pero es mucho mejor para nuestro cuerpo, recordar que nos sometemos a una serie de hormonas que pueden revertir sus beneficios y hacernos daño, así que ¡al médico chicas! Nunca te dejes llevar por consejos de tus amigas ni de los foros de internet, ya que a cada chica, como ya he dicho, le puede sentar de manera diferente. 
Una vez que hayas ido al médico, y tengas las pruebas de sangre, este decidirá que pastillas se adecuan más con tu cuerpo. A continuación, cuando ya tengas la caja con las pastillas anticonceptivas, siéntate tranquila y lee el prospecto detenidamente. Los prospectos de estos métodos son como cuadernos, ya que contienen muchísima información, pero recomiendo encarecidamente que se lea y se comprenda todo lo que hay escrito en él. Es bueno guardar el prospecto si os vais a deshacer de la caja de pastillas, nunca se sabe que duda puede aparecer. 
Hay que usarlos exactamente como se indica, y en caso de urgencia como podría ser un olvido de la toma, también habrá instrucciones detalladas de qué hacer en el prospecto.  Hay que tener en cuenta que el uso incorrecto puede derivar en un embarazo no deseado, pero puede dañar nuestro cuerpo ¡así que cuidado chicas!

Se recomienda tomarlo a una misma hora durante todo el ciclo. Personalmente, creo que debéis tomarlo a una hora que vosotras sepáis que no habrá riesgo de olvido, por ejemplo, antes de irse a dormir, antes de cenar, o cuando desayunéis. Hay miles de aplicaciones en la APP STORE que nos ayudan a que no se nos pase la toma. O podemos poner una alarma a la hora elegida y que nos suene todos los días. Pero de verdad, intentad tomarla todos los días a la misma hora, es mucho más efectiva así. 
Hay que tener en cuenta que si tenemos problemas como podrían ser vómitos, o diarreas, la pastilla puede perder efectividad, se recomienda utilizar un preservativo durante una semana para evitar sorpresas indeseadas. 
Cuidado también chicas, con los medicamentos que tomáis, hay algunos que no son compatibles con las pastillas anticonceptivas, así que leeros el prospecto de cualquier medicamento inusual que os manden por "x" motivo, o más sencillo, si habéis acudido al médico, hacerle saber que estáis tomando métodos anticonceptivos, es algo importante que debe saber.
Si observamos durante los primeros meses efectos secundarios incómodos, deberíamos ir al médico y quizás, cambiar  de método anticonceptivo. Hay chicas que con su primera toma, o sea, con la primera caja, experimentan dolores de cabeza continuos y sangrados durante todo ese primer mes ¡no os alarméis, no va a morir nadie! es algo normal. Pero si estos síntomas persisten en la toma de la segunda caja, quizás si deberíais ir al médico y que este os recete unas pastillas más flojas. Pero ante todo, tranquilidad. 

Son métodos muy seguros y cada vez, más utilizados, no tienen por qué sentarte mal, así que no te conformes si tienes algún malestar continuo como malestar, hinchazón, cambios de humor o incluso falta de deseo sexual. Busca el que mejor se adapte a ti y a tu forma de vida y verás como todo va muchísimo mejor. 

Desde aquí os mando un saludo enorme a todos mis lectores y lectoras. Feliz año 2014 y gracias por seguir ahí día tras día. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario