Translate

21 de agosto de 2013

Jugar con lencería

¡Muy buenas tardes mis queridos tabúes! ¿Cómo lleváis el veranito? Playa, piscina, solecito, amores de verano, noches mágicas, sonrisas interminables... ¿no? esta época del año es mágica, siempre lo he pensado. También debe de haber gente como yo, que esté estudiando para septiembre ¡qué rollazo! pero bueno, es lo que hay. 
Hoy quiero hablar de algo nuevo para Tabú. Muchas veces hemos mencionado diferentes juegos pero creo que nunca hemos comentado los juegos con la ropa interior. Quizás os parezca algo ridículo, pero es más sensual y divertido de lo que creéis. En lugar de quitar la ropa a toda velocidad y que salga volando por vuestra habitación, hoy quiero daros unos trucos para poder sacarle partido ¿comenzamos?


Utilizar su ropa
Deberemos quitar la ropa poco a poco, añade erotismo, observa como las prendas se moldean y dibujan su cuerpo de  manera sensual. Ten paciencia, se que el deseo puede hacernos perder el control, pero hay que intentar que los impulsos no nos superen. Es un juego, otra manera de comenzar los preliminares. Prueba a deslizar tus manos apenas rozando la lencería, siente cada textura, la suavidad de los tejidos, siéntelo. 
Siempre hazlo de manera sensual y provocadora, juega con la mirada, con la sonrisa, cada gesto jugará a tu favor. 
Añade algo de picante
Recuerda todas aquellas veces que has fantaseado con desnudar a una mujer poco a poco, ahora que tienes la oportunidad no deberías desperdiciarla yendo rápido. Añade algo de picante susurrando algunas provocaciones al oído.
Si ya la has visto desnuda infinidad de veces, lo de quitar la lencería poco a poco puede que la descoloque, pero en cuanto sienta tus caricias sobre las prendas y oiga todas esas sugerencias picantes seguro que entra en el juego.
Y cuando te toque a ti desvestirte, una de dos, o bien dejas que tu pareja te haga lo mismo y te quite la ropa interior, o bien te armas de confianza y haces que quitarse una camiseta o una camisa y los bóxer sea lo más sexy que ha visto en mucho tiempo.
Haz pausas
Hablamos de ir quitando la ropa poco a poco, y por tanto es buena idea hacer pausas para contemplar lo sexy que está tu pareja medio desnuda. Trata de recuperar un poco esa tensión de la primera vez cuando aún no os habíais visto completamente desnudos.
Puedes jugar a besar y lamer por encima de las prendas de lencería, si son de encaje o de tela fina también puedes jugar a respirar pegado a ellas, como si estuvieras frente a un micro le puedes susurrar de todo, el calor de tu aliento hará que se excite y mucho.
Espero que este artículos os abra un nuevo camino a la hora de los preliminares. Es bueno cambiar y dejar la rutina atrás. Eso es todo, al menos por hoy. Nos vemos en el siguiente artículo. Sed felices. 

1 comentario: