Translate

18 de abril de 2013

Sexo al despertar


Si el desayuno es la comida más importante del día, echar un polvo a primera hora debe ser su equivalente en el apartado sexual. Tener sexo al despertar es posiblemente una de las mejores formas de comenzar el día.

Por lo general, la gente espera al final del día para tener relaciones sexuales, probablemente porque suele haber más tiempo, pero también es cuando estamos más cansados.
Desde el punto de vista psicológico, tener sexo al despertar puede reforzar los vínculos afectivos con tu pareja. Desde el punto de vista físico, es un buen despertador, porque activa nuestros sentidos y nos carga las pilas de hormonas de la felicidad.
En un artículo reciente, publicado en EducaSexo, se comentaban los resultados de un estudio realizado en Irlanda, donde habían observado beneficios para la salud, como por ejemplo: refuerzo del sistema inmunológico, circulatorio y de las defensas naturales de nuestro cuerpo. Además, parece reducir el riesgo de sufrir infarto o diabetes, y por si fuera poco, alivia otros problemas como la artritis o la migraña.

Desventajas del sexo por la mañana

Los únicos contras son el tener que despertarse un poco más temprano para tener el tiempo suficiente, y también ese aliento de dragón que algunos tenemos al despertar, pero que con un enjuague se va rápidamente. En estos casos, la alternativa sería tener unos chicles de menta en la mesilla de noche o evitar los besos con lengua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario