Translate

8 de abril de 2013

Prepárate para una buena mamada


Para dar sexo oral en principio solo hace falta que él tenga una erección, y que ella tenga ganas de dar placer con sus labios y su lengua. Ahora bien, las cosas siempre se pueden más excitantes, y para ello hoy vamos a dar una serie de consejos para una buena mamada.

Lávate los dientes y cuida tu aliento
Puede que no lo hayas pensado, pero tener los dientes limpios y un aliento fresco pueden marcar la diferencia a la hora de hacer un buena mamada. Si allí donde estás no tienes tu cepillo de dientes, siempre puedes echar mano de unos chicles o unos caramelos de menta.
Cuida tus labios
Tener los labios secos puede ser molesto, ya que el roce con la piel seca no es igual que con una piel suave y carnosa. Nadie fantasea con que se la chupe una iguana, así que si tienes los labios secos o agrietados, busca una solución.
Lo ideal es usar cacao o crema para los labios que ayuda a mantenerlos hidratados, otra opción sería exfoliarlos, pero con cuidado, la idea es cepillar los labios como harías con los dientes, pero de manera mucho más suave, ya que solo queremos retirar las pieles muertas que dan esa textura desagradable.
Manos limpias y suaves
Las manos limpias y suaves son imprescindibles para una buena mamada, son tus mejores ayudantes para dar placer, y si las descuidas, puede que te resulte mucho más difícil hacer que eyacule.
Lo suyo es empezar por una manicura, nada más desagradable que el roce con una uña mal cortada o sin limar. Luego puede exfoliar o simplemente hidratar tus manos con alguna crema, de modo que tengas un tacto suave, así no habrá pene que se te resista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario