Translate

20 de abril de 2013

Criticar a tu pareja en la cama


Criticar las habilidades sexuales de una persona en la intimidad es un tema delicado, para algunos puede ser como lanzar un torpedo en su línea de flotación, por tanto, si fuera necesario, debemos hacerlo con delicadeza.
Hoy vamos a ver cómo guiar a tu pareja para que mejore sus habilidades sexuales en la cama sin necesidad de herir sentimientos, veremos cómo conseguir que tu pareja sea mejor en la cama manteniendo su ego intacto.
Debes evitar las acusaciones, se trata más bien de enriquecer la experiencia sexual de ambos, y esto no se consigue siendo agresivos. Atacar el ego de un ser querido es algo estúpido e inútil, lo primero porque es contraproducente, y lo segundo porque de forma instintiva todo el mundo protege su ego.
Lo primero que debes hacer es no dictar sentencia, no juzgar, no puedes decir a tu pareja que es malo en la cama, aunque sea horrible, porque le vas a romper el corazón, sobre todo si ha hecho lo mejor que sabe.
Lo segundo que debes hacer es emplear el verbo mágico, “intentar”. A nadie le gusta que le corrijan, por tanto, la próxima vez que tu pareja haga algo que no te gusta, le puedes decir con todo el cariño del mundo: “porque no intentas… ” y le cuelas la forma en que quieres que haga las cosas. De este modo obvias el error, y expresas claramente lo que quieres que haga.

En tercer lugar, si hay cosas que no sabes cómo enfocar y te ves obligado a hacer una crítica, entonces hazle un bocadillo, es decir, haz que se coma tu crítica entre dos cumplidos. De esta forma sabrá con claridad lo que hace mal, pero no se derrumbará ni se ahogará en la angustia. Posiciónate como un aliado, y tus palabras serán mejor escuchadas.
En cuarto lugar, dejamos a un lado las criticas malas, y nos debemos centrar en las cosas buenas, raro sería que no haga absolutamente nada bien. No hace falta mentir, simplemente centrarse en un par de cosas que haga realmente bien, cosas tan sencillas como el calor de sus manos cuando te acaricia o la dulzura de sus besos. Hazle saber cuánto te gusta, y todo pasará más fácil.
Como ves, criticar las habilidades sexuales de tu pareja no tiene por qué ser algo complicado o que de lugar a discusiones, eso si, si hay muchas cosas que te gustaría corregir, ve poco a poco, no le sueltes todo de sopetón o se vendrá abajo.

1 comentario: