Translate

16 de enero de 2013

¿Tengo eyaculación precoz?


Hace poco comentába una encuesta donde las mujeres europeas, y entre ellas cómo no las españolas, aparte de confesar que quieren más sexo mencionaban la eyaculación precoz como uno de los principales inhibidores a la hora de mantener relaciones sexuales con su pareja.
Lo que dicho mal y pronto viene a ser “para cinco minutos no me quito las bragas”. De hecho las afectadas si lo desean pueden ponerse en contacto a través de Facebook en el grupo: Pa 5 minutos no me quito ni las bragas… en serio, existe y tiene más de un millar de seguidores.

Bromas aparte, la eyaculación prematura es un problema que afecta a muchos hombres, muchos de ellos consultan con su médico o bien se lanzan a Internet en busca de soluciones, ya en ocasiones anteriores hemos dado algunos consejos sobre cómo controlar la eyaculación precoz y algunas posturas recomendables.
Si aún con todo te está costando retrasar la eyaculación y te agobia el tema, hoy vamos a tratar de restarle importancia, pero no con mentiras, sino ateniendo a datos fiables y objetivos. Probablemente te lleves una sorpresa, y es que por desconocimiento muchos piensan que eyaculan demasiado pronto, cuando realmente no es así.
La eyaculación precoz se puede definir como la persistente o recurrente eyaculación con una estimulación sexual mínima antes o poco después de la penetración, y antes de que la persona lo desee. Además provoca malestar con uno mismo y con otras personas.
En base a esta definición, más de uno interpreta que el mero hecho de llegar al orgasmo antes que su pareja le convierte en un eyaculador precoz, hecho que le frustra o atormenta, cuando realmente puede no tener problema alguno.
Para salir de dudas vamos a dar algunas cifras. Muchos estudios han abordado este tema, así que tomaremos como ejemplo dos de ellos bastante reputados y que casi coinciden:
  • Por un lado Marcel Waldinger y sus colegas descubrieron, al analizar los datos de una muestra de hombres heterosexuales diagnosticados con eyaculación precoz, que el 40% de la muestra eyacula en menos de 30 segundos tras la penetración, el 70% eyacula en menos de 40 segundos, y el 90% antes de 60 segundos.
  • Por otro lado, otro estudio realizado por Chris G. McMahon, observaron que la media de tiempo de la eyaculación fue de 43,4 segundos y que el 77% de la muestra había eyaculado antes de un minuto tras la penetración vaginal.
Por tanto, si tardas más de un minuto en eyacular cabe plantearse si realmente eres un eyaculador precoz, o simplemente la ansiedad y el deseo sexual te hacen eyacular más rápido de lo que te gustaría, en cuyo caso con un poco de calma y entrenamiento se puede controlar fácilmente, incluso sin necesidad de usar retardantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario