Translate

28 de enero de 2013

Sexo anal, si juegas en el barro es probable que te manches


En ocasiones la gente te pregunta como es eso del sexo anal, si alguna vez lo has hecho, si has tenido algún problema, y demás. Hay experiencias de todo tipo, y aunque algunos lo consideren una práctica sucia, no tiene por qué serlo.

La cruda realidad sobre el sexo anal es que posiblemente te acabes manchando, como todos sabemos la función del ano y el recto no es otra que la de evacuar, por tanto cuando introducimos un juguete erótico, un dedo, o el pene es posible que se manche con materia fecal. El mejor modo de evitar esto, es prever de alguna manera la posibilidad de tener sexo anal e ir con anterioridad al baño para evacuar, después una duchita y muy probablemente no nos encontremos sorpresas.
A este respecto el mundo del porno ha hecho creer a mucha gente que se trata de una práctica fácil y limpia de buenas a primeras, cuando en realidad requiere de un poco de higiene previa, mayor estimulo, lubricante y cariño, ya que además son tejidos muy sensibles.
En las películas para adultos jamás veremos a ninguno de los protagonistas “embarrarse”, como cualquier escena del cine siempre hay una preparación, y es muy habitual que ellos usen enemas para limpiar el interior del recto con idea de asegurarse que de ese orificio solo entra y sale el pene. Incluso en escenas de beso negro aquello está tan impecable que uno podría comer de ahí.
Por si no los conoces, debes saber que los enemas son pequeños artilugios que sirven para bombear agua al interior del recto, de esta manera enjuagamos el interior y hacemos salir todos los restos que por ahí pudieran quedar. No es necesario, ni recomendable usar jabón, con agua es suficiente. En el mundo de la medicina el enema se ha usado desde hace muchísimo tiempo, por ejemplo para limpiar el tracto intestinal o en casos de constipado, por tanto no pienses que es una rareza creada por desviados sexuales.

¿Debo usar los enemas antes del sexo anal?

Está claro que los más aficionados al sexo anal antes o después acaban comprando un enema o pera analpara asegurarse la máxima limpieza. En cualquier caso es algo opcional, quizás para las personas más aprensivas, sino normalmente con una ducha y usando preservativo no debe haber mayor problema.
En cuanto al condón, es más que recomendable para el sexo anal, es por higiene y porque facilita la penetración, no es lo mismo hacer deslizar piel con piel con ayuda de un lubricante, que una superficie de látex o silicona lubricada, esta última se desliza con mayor facilidad, y por tanto podremos penetrar con menos dificultad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario