Translate

29 de enero de 2013

Las personas seguras con su relación tienen una vida sexual más satisfactoria


Se trata de algo que podíamos intuir, que anteriormente se ha estudiado en otros países, pero que ahora se ha comprobado estudiando más de un centenar de parejas españolas: la seguridad que tenemos en nuestra relación de pareja puede predecir nuestra capacidad de ofrecer apoyo emocional, así como un mayor grado de satisfacción sexual y una menor conflictividad con el deseo sexual.

Dicho así puede sonar un poco técnico, explicado de otra manera podríamos decir que las personas que se sienten seguras en su relación de pareja son capaces de ofrecer un mayor apoyo a su pareja en momentos difíciles, así como disfrutar de una vida sexual más satisfactoria. Por contra, las personas inseguras, aquellas que tienden a la ansiedad y a controlar a sus parejas, no disfrutan tanto de su vida sexual y su deseo sexual también se ve afectado.
El autor principal del estudio es Javier Gómez Zapiain, profesor de psicología de la sexualidad en la facultad de psicología de la Universidad del País Vasco, y resume el trabajo como una investigación donde se analizó las relaciones entre tres sistemas distintos pero relacionados, que intervienen en cualquier relación de pareja, y que son: el sistema de apego, el sistema sexual y el sistema de cuidados.
Desde el punto de vista de los sistemas de apego, los encuestados se dividieron en dos grandes grupos: seguros e inseguros. Y a su vez, las personas inseguras se subdividieron en ansiosas o evitativas, entendiendo que las personas ansiosas son las que reaccionan aferrándose al otro y lo cuidan de modo compulsivo, y en cambio lasevitativas las que reaccionan evitando el vínculo.
El estilo de apego de una pareja explica en buena medida sus conflictos de pareja, siendo la combinación más explosiva la que se produce cuando uno de los miembros de la pareja es ansioso y el otro evitativo, es decir, uno lucha por controlar al otro, y el otro huye del vínculo. Esta combinación es la que más probabilidades tiene de generar problemas e incluso de acabar con la relación.
Según el autor principal del estudio, “Cada miembro debe tener la capacidad de colocarse en posición de soporte para responder a la pareja cuando está mal y necesita apoyo emocional. Al mismo tiempo, deben ser capaces de colocarse en lo que nosotros denominamos ‘posición de dependencia’, es decir, reconocer la necesidad de apoyo y poder expresarlo en un momento de angustia”.
La idea es que una persona saludable desde el punto de vista psicológico puede saltar flexiblemente de una posición a otra. La hipótesis que manejan los expertos es que las personas que muestran seguridad en el apego alcanzan esta capacidad, mientras que las inseguras (ya sean ansiosas o evitativas) manifiestan una evidente incapacidad en este sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario