Translate

14 de enero de 2013

Hombres sin deseo sexual


Quizás a más de una le cueste creerlo, pero cada vez más hombres acuden a la consulta del médico, el psicólogo o el sexólogo para comentar y buscar solución a su falta de deseo sexual. La disminución o desaparición del deseo sexual ha sido y es uno de los temas que más llevan a la mujer a la consulta de algún especialista, sin embargo, en el caso del hombre se trata de algo reciente.

Hasta ahora los hombres acudían mayormente por problemas de disfuncion eréctil o eyaculación precoz, sin embargo ahora la disminución e incluso la desaparición del deseo sexual son temas habituales en las consultas. Son hombres que no tienen ganas ni voluntad por mantener relaciones sexuales.
A lo largo del tiempo se ha creado el estereotipo de que los hombres piensan en el sexo todo el tiempo, que su libido no conoce límites y están listos para mantener relaciones sexuales en cualquier momento, es por así decir un semental a merced de la voluntad de las féminas, si ella quiere sexo lo tendrá.
¿Pero qué pasa si ella quiere y él no? Esto no encaja, no es lo que nos han enseñado, y por tanto “es un problema”, o “hay un problema”, lo cual lleva a poner en tela de juicio la hombría, y si encima la situación se repite, aumenta el malestar tanto de ella porque siente que el “problema” se agrava, como el de él porque trata de encontrar un problema que quizás no existe, lo que puede dar lugar a una disfunción sexual, y que alguno hasta se cuestione su propia virilidad y sienta como se hunde su orgullo.
Estos problemas sexuales pueden tener efectos colaterales a nivel emocional tanto en nuestra relación de pareja, como en nuestro entorno familiar y laboral. Uno sin ser consciente puede adoptar una actitud más agria u hostil hacia compañeros de trabajo, amigos o familiares, dando lugar a cambios de ánimo y discusiones constantes.
Alguno piensa que basta con tomar algún estimulante sexual, cierto es que muchas tiendas eróticas venden este tipo de productos que son totalmente legales y por lo general a base de componentes que tratan básicamente de facilitar y acelerar el riego sanguíneo, no obstante el problema puede seguir ahí, y lo suyo es encontrar las causas y darles solución.

Causas de la perdida de deseo sexual en hombres

Las causas pueden ser muchas y muy variadas, pero podríamos englobarlas en tres grupos:
  • Orgánicas, cuando hay un déficit de testosterona o cuando la falta de deseo sexuales causada por enfermedades como la diabetes o la depresión, o los medicamentos que acompañan a su tratamiento, especialmente aquellos que actúan en el sistema nervioso central, como tranquilizantes y antidepresivos.
  • Psicoafectivas, cuando el estrés, la ansiedad, los conflictos de pareja, o las crisis personales o sociales menoscaban la libido y la confianza.
  • Socioculturales, cuando nuestro entorno o lo que hemos aprendido nos hace pensar que actuamos mal, o cuando las creencias y prejuicios que nos transmite la sociedad o las religiones nos llevan a pensar que hacemos algo malo.
Según los especialistas, en los casos de hombres sin deseo sexual con frecuencia se da una combinación de estos tres factores, y juntos crean un coctel muy negativo que afecta la fase de deseo en la respuesta sexual. La buena noticia es que existen múltiples terapias que nos pueden ayudar a volver a ser como éramos, nos ayudan a restar importancia, a entender el problema y a enfocar de forma diferente las relaciones sexuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario