Translate

18 de enero de 2013

Como ser una niña mala


Posiblemente hayas oído alguna vez el dicho que aconseja ser una señora en la calle y una puta en la cama, quizás no con estas palabras exactamente, pero con el mismo mensaje. Esta sociedad nos obliga un poco a ello, y también muchos hombres es lo que esperan, si quieres jugar el juego aquí van algunas ideas para sacar esa niña mala que llevas dentro y que al cerrarse la puerta te convierte en la más lasciva del lupanar… pero con clase!.

Sexo oral mientras habla por teléfono, ¿es de los que tiene el móvil pegado a la oreja, le andan llamando constantemente?, bueno pues prueba a sorprenderle la próxima vez que esté al teléfono con su jefe o un cliente, te acercas a él cual mariposa a una flor, pero sin mediar palabra le desabrochas el pantalón para comenzar a darle una mamada. Por un lado se pondrá bastante nervioso, ya se sabe que los hombres difícilmente atienden a dos tareas a la vez, pero está claro que le va a gustar.
Ponte una peluca, y no me refiero a esas horrendas de carnaval o nochevieja, sino a una peluca que simule verdaderamente un nuevo look o incluso una persona diferente. A todos los hombres les gusta fantasear que están con otra mujer, aunque su corazón te pertenezca su instinto le pide aparearse, así que por qué no darle este placer, simplemente atenuamos la luz de la habitación, cambiamos de look y nos ponemos una peluca, puedes simular que eres rubia extranjera, una despistada pero lasciva pelirroja, o una inocente asiática o lo que se te ocurra.
Ponle el culito en pompa cuando menos se lo espere, esta idea es sencilla pero muy eficaz, para mayor facilidad basta con que vistas un vestido una falda, te quitas las braguitas y entonces vas en su busca, como quien no quiere la cosa te inclinas delante de él ofreciendole tu trasero, si es lo bastante corto se quedará de piedra al ver que no llevas nada debajo y pero creeme que no tardará en reaccionar… perfecto para sorprender en un parking, en el probador de una tienda o en cualquier lugar de la casa.
Fotos eróticas tuyas, porque como a todo hombre, al tuyo le gustará ver porno, así que puedes sorprenderle sacándote unas fotos desnuda, incluso con primeros planos de tus genitales. Si lo prefieres pueden ser fotos eróticas e incluso puedes pedir a una amiga que te eche un cable, quizás te de vergüenza pero el resultado será mucho mejor.
Deja que te fuerce a mantener relaciones sexuales, es algo muy excitante y con lo que fantasean tanto hombres como mujeres, será conveniente que de antemano le prevengas que realmente quieres hacerlo y que se trata de un juego sexual, no vaya a ser que tu actuación sea demasiado buena y el pobre pierda completamente la excitación pensando que te está haciendo daño o forzandote realmente.
Ya puestos, para hacer más emocionante la escena, te puedes poner unas braguitas viejas o de las baratas con idea de que te las desgarre o las rompa, lo mismo con el top o la blusa, en incluso si te va la marcha le puedes decir que te espose o te de algunos azotes, la excitación está asegurada.
Que te pille masturbandote, así como quien no quiere la cosa, ya sea al llegar a casa o en cualquier otro momento del día, desnúdate y comienza a masturbarte – en la cama, en el sofá, en la bañera… –. Deja la puerta abierta, y si quieres haz algunos gemidos para captar su atención, aunque la idea realmente es que te pille masturbandote, por tanto no te pongas mirando a la puerta, que sea él el que pueda verte primero y observarte, luego le puedes dejar que te observe e invitarle a que termine el trabajo.
Quitate las braguitas en público, no me refiero a que lo hagas en plena calle, pero si puedes hacerlo en el baño o en el probador de una tienda, luego al volver se las metes en su bolsa o en algún bolsillo y deja que descubra el pastel, mantén el contacto visual como haría cualquier mujer lasciva y desvergonzada, enseguida captará el mensaje y sino le puedes susurrar al oído que no llevas nada, que tienes el coñito al aire y muy caliente porque te has estado tocando, esto no es ser una niña mala, es lo siguiente ;)
Espero que te hayan gustado estas ideas para ser una niña mala, si se te ocurre alguna más y quieres compartila, no dudes en dejarnos un comentario más abajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario