Translate

2 de enero de 2013

9 errores a evitar en la cama


Algunos de sentido común, otros menos obvios, en cualquier caso ahí van 9 errores a evitar en la cama cuando estás con tu pareja. Si los aplicas probablemente te evites más de una discusión o mala cara, al contrario, te convertirás en un hombre mejor, quizás en el mejor amante que ella haya tenido.

1 – No besar, se trata de un error bastante típico, lo creas o no, muchos hombres no besan a la mujer que está con ellos cuando están teniendo relaciones sexuales. ¿Por qué? Tal vez porque la postura lo impide o simplemente porque andan pendientes de su pene. Te recomiendo que hagas un esfuerzo para besarla cuando estáis haciendo el amor.
2 – Morder antes de que ella esté preparada, cierto es que muchas mujeres disfrutan de un hombre agresivo, pero si muerdes cualquier parte de su cuerpo antes de que ella está completamente a tono puedes causar dolor o incomodidad. Asegúrate de que está totalmente excitada antes de morder sus pezones, los hombros, el cuello, o cualquier otra parte de su cuerpo.
3 – Ignorar todo excepto las zonas erógenas, los senos y la vagina son estupendos para excitarla y excitarte, pero deberías prestar atención a otras partes de su anatomía. Puedes jugar a lamer detrás de sus rodillas, besar las muñecas, frotar la espalda, acariciar su vientre, en definitiva disfrutar de todo su cuerpo y hacerla disfrutar, que le saque partido a todas esas sufridas horas depilándose. Para las caricias quizás te venga bien un bálsamo o aceite para masaje, o bien una crema para masajes.
4 – Poner todo tu peso sobre ella, en algún momento está bien, fruto de la pasión y la excitación del momento uno se puede dejar llevar, sin embargo, cuando estés tumbado sobre tu parte superior hay que tener cuidado de no dejar caer todo tu peso sobre ella, básicamente porque le dificultas su capacidad para respirar, lo cual no es bueno durante las relaciones sexuales.
5 – Eyacular demasiado pronto o demasiado tarde, esto es como cuando pides un entrecot, lo ideal es que no esté ni muy hecho ni crudo, sino en su punto… me refiero a que no te corras al minuto de haberla penetrado ni te evadas o evites el orgasmo tanto que ella acabe aburriéndose. A las mujeres les gusta la sensación de compartir el momento del clímax, con lo cual si eres capaz trata de retardar el momento para que cuando ella empiece a sentir los espasmos de placer, pueda sentir también como tu pene se pone más duro y comienza a eyacular semen dentro de ella.
6 – No avisar que vas a eyacular, si te vas a correr está bien que avises, sobre todo si te vas a correr en su boca o en cualquier otra parte de su cuerpo, esto le permite a ella estar atenta al momento en que se producen los fuegos artificiales, tanto si es para evitarlos como para retregarselos o tragarlos…

No te limites a bombear como si fuera una carrera...
7 – Tratar el sexo como si fuera porno, es decir, hay gente que disfruta emulando lo que ve en las películas porno, es algo que les excita y les hace sentir una mayor lujuria. Sin embargo mejor será hablar con la chica que te vas a acostar antes de ponerte en plan porno o agresivo. Por ejemplo si haces ese gesto tan viril de agarrar su cabellera y tirar de su cabeza adelante y atrás – o arriba y abajo según la postura – mientras te hace una felación, puede que ella se sienta forzada o humillada, y no te digo nada si te da por empezar a azotarla sin saber si a ella eso le gusta o simplemente le causa dolor.
8 – Quedarse callado, está claro que cada uno es como es, y volviendo al punto anterior, tampoco se trata de que grites y gimas como en una película porno, sin embargo el estar todo el tiempo callado puede hacer que se sienta un poco perdida, que no sepa si realmente disfrutas. Como diría el rey, seguro que a ti también te llena de orgullo y satisfacción escuchar o ver que ella está sintiendo placer, por tanto basta con que de vez en cuando te dejes llevar y emitas aunque sea un leve gemido, o incluso digas algo como: “me gusta”, “que placer”, “ay, que rico”, etc. o lo que se te ocurra.
9 – No te Limites a bombear, esto es a lo que me refiero con “cosas de sentido común”, puede que por falta de experiencia, o por alguna razón que sólo tu sabes, te de por iniciar un mete-saca frenético e interminable, como si estuvieras tratando de batir un récord, o quisieras agrandar su vagina o afilar tu sable. No tardarás en darte cuenta que esto ella no lo disfruta, y menos cuando estamos en los albores del coito, es decir, al comienzo.
A todas les gusta sentir como tus pelotas golpean su pubis, pero trata de variar un poco, no solo de postura sino de velocidad y profundidad de penetración. Juega a meter solo la punta, para luego deslizarlo completo hasta el fondo, esto os hará disfrutar aún más.
Toma nota de estos nueve errores a evitar en la cama, si quieres no apliques todos estos consejos, pero no te olvides ellos y si tienes alguno más no dudes en compartirlo más abajo en los comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario