Translate

30 de diciembre de 2012

Relato erótico de la semana: La sorpresa




Es viernes noche, hace unas hora que he salido con mi prima a cenar, llevo rato bailando en un garito música de los 80 como una posesa, cansada y sudorosa me siento en la barra con ella a tomar una última copa, ella insiste en quedarse, pero me tengo que ir, mañana debo trabajar, y ya es sabido que mi relación con Morpheo es nefasta, no quisiera desairarle aunque fuera por unas horitas, consigo que ella entienda que debo irme, ella por su parte decide quedarse con otra gente a echar el resto de la noche; Con el vestido húmedo por el sudor de haber bailado sin parar ,me dirijo hacia la puerta, abro y me dispongo a subir las escaleras, los tacones me matan, el golpe de aire fresco hace que mis pezones se encojan de repente y es cuando voy a ponerme las manos sobre mis desnudos hombros que sin más, a mitad de la escalera ,noto una mano fuerte que me coge por detrás por el cuello y una boca se pega a mi nuca para respirar en ella, no tengo tiempo de decir nada, cuando tu otra mano cubre desde atrás uno de mis pechos y muy cerca de mi oído susurras,- sí, soy yo, no te asustes, y sigue subiendo -, todavía no me he atrevido a mirar atrás, el corazón galopa velozmente al mismo tiempo que mi mente manda impulsos eléctricos a toda mi piel que ahora se muere por ti, mientras sigo subiendo noto que tu mano desde atrás se mete bajo mi vestido......uffffffff, estoy encendida como nunca, y tu me dices,- no te gires todavía-, me muero de ganas por verte la cara; Por el contacto anterior, juraría que llevas sin afeitarte unos días, cómo puedo conocerte tanto sin haberte visto la cara? me pregunto cuál de los hombres que vi en el bar eras tú? a la vez que si mi prima sabía algo de eso, si no, no me explico como hemos coincidido en ese bar, pero sigo subiendo sin volverme.....hueles bien y me muero por probar como sabes.
Una vez fuera, el viento se hace notar más, levantando por un momento mi vestido que tu te apresuras a bajar y a apretarte por mi espalda a mi para que este no se vuelva a levantar, no hay nadie en la calle y tus manos apresan mis pechos erectos , muero porque tu boca, depositada de nuevo en mi nuca, lo haga en mi boca, muero por perderme en tus ojos y que te pierdas en los míos, pero sigues a mi espalda y tampoco me atrevo a volverme; Eres tú quien de repente me das la vuelta e invades mi boca salvajemente, no me ha dado ni tiempo a intuir como es tu cara y me tienes con los ojos cerrados besándome alocadamente, sin pensar en nada más que en ese beso y la sensación que recorre mi cuerpo que pide con urgencia que me poseas, no sé como me he puesto tan cachonda en cuestión de segundos, pero tú también lo estás, lo delata tu dureza que se aprieta contra mi vientre........cuando te separas de mi boca abro mis ojos, eres tal y como esperaba, solo que con barba de unos días como había intuído en el primer contacto con mi nuca.....Se me hace extraño verte, diría que te veo difuminado, no sé es algo extraño, de todos modos, me coges de la cintura y me diriges hacia el aparcamiento, te digo que tengo mi coche en otro lado, a lo que tu respondes con un simple gesto de tu dedo en tu boca.shhhhhhh, abres la puerta de un coche, que supongo tuyo y entro, después entras tú y lo pones en marcha, mi mano se apresura a ponerse sobre tu muslo derecho y tu me dices.....-impaciente?- respondo con la voz
entrecortada, -más que eso, desesperada, emocionada, cachonda, irremediablemente mojada y deseosa-, respondes con un -mmmm qué bien lo pasaremos!-
Dejamos de hablar, pero mi mano sigue temblorosa sobre tu pierna mientras tu aparcas en la puerta de un hotel en medio de la nada, no sé ni dónde estoy, y la verdad es que poco me importa, paras el coche, me besas y sales, cuando me dispongo a salir, ya estás frente a mi, cerrando la puerta del coche a mis espaldas y dejando mi espalda semidesnuda adosada al frío cristal mientras tu boca se pierde en mi cuello, sabías de antemano que no puedo con eso, me rinde, me puede, me encabrita al infinito, tu mano se pierde ahora bajo mi vestido hasta topar con mi encaje que con celeridad apartas, acto seguido me aupas a tus caderas con las piernas anudadas a tu espalda y los brazos a tu cuello mientras tus manos se clavan en cada una de mis nalgas con fuerza......está oscuro, solo se vé la luz ténue de alguna de las habitaciones que estarán ocupadas en el hotel......pero no nos dirigimos a el, te situas frente al capó del coche, me tumbas en el, abres mis piernas, y me dices.......ahora voy a probar lo que llevo tiempo deseando.......tu cabeza se pierde entre mis piernas, quiero que este instante dure toda una vida, me matas cabrón y me muero porque me poseas de mil formas diferentes....ya ni me acuerdo del frío......no se el tiempo que ha pasado, solo se que llevo dos orgasmos y que sigo deseando que me penetres, ni me percato de que seguimos sobre el capó del coche expuestos a la vista de quien pueda salir del hotel que por muy rural que sea está habitado......bajas la falda de mi vestido y veo tu mirada de satisfacción al tiempo que tu te topas con la mía emputecida....me besas, ahora tiernamente y me dices al oído - sabes a gloria, .....shhhhh, ven, tengo una sorpresa para tí......me llevas de la mano con una sonrisa pícara hacia la puerta del hotel, nos acercamos al mostrador de recepción, parece no haber nadie......pulsas un botón y suena el timbre....es un timbre insistente.....no puedo esperar a que salga el recepcionista, no puedo esperar a nada, quiero que me folles ahí mismo si hace falta, el timbre sigue sonando con una insistencia inusual, con estridencia diría yo.....
Sin más, y sin piedad, la realidad golpea mi mente, tu imagen difusa desaparece y cambia por las agujas del condenado despertador marcando las 6.45............meto una de mis manos bajo mis braguitas........mi coño sigue mojado, sediento, desesperado por tu presencia y por lo acontecido en mi mente......

Dime, consentirías que esto quedara en un sueño?

2 comentarios:

  1. increible que relato mas bueno,te estas luciendo con los ultimos

    ResponderEliminar
  2. en un sueño? claro porque no suelo bailar en la discoteca por lo demas... jajajaja

    ResponderEliminar