Translate

9 de diciembre de 2012

Relato erótico de la semana: La cena



Sigo andando por la acera, con el pulso todavía acelerado y casi sin creerme, si no fuera por la humedad que todavía siento entre mis piernas y el aroma en mi piel de tu perfume, lo que acaba de ocurrir. Sonrío casi sin querer, me divierte pensar en si podrás o no evitar que se borre el nº de teléfono que te he marcado en la espalda, o si harás algo por poder conservarlo. Es mejor que me calme.......-qué calor!!!-
Bueno, me queda casi una hora de camino hacia casa, voy a por el coche al aparcamiento, pongo el aire acondicionado a ver si será capaz de apagar el calor que siento y el rubor de mis mejillas, sigo alterada por el acto, y preguntándome cómo he sido capaz de hacer algo así, pero no me importa, no pude evitar hacerlo, simplemente no fui capaz de ser coherente o de negarme , me pudieron las ganas, el momento, tu voz. Tengo la música a todo trapo, para ver si me despisto en algo y dejo de pensar en ello, escucho lo que intuyo que tras la música puede ser el teléfono sonando...nº desconocido, me da un vuelco el corazón, y la excitación vuelve directamente desde los latidos de mi corazón hasta mi sexo, (será él?), - si?-, - Hola, me recuerdas?-, sonrio, tu voz es inconfundible, y me recorre un escalofrío por toda la espina dorsal electrizando toda mi piel, - Debería?- , - Por favor!!! no me digas que en 50 minutos me has olvidado?-, -ahhh, el chico de la corbata!!!- reimos al unísono- no crei que fueras capaz de llamar? jajajaaj, te imaginé frente al espejo intentando descifrar el nº-, - Perdona, no creí haberte resultado tan patético ......tras la conversación y algo de tira y afloja, queda claro que habrá cena, tendré que esperar tu llamada para saber hora y lugar.Mientras el transcurrir del día se ameniza con los nervios de la cita. (rte. La reserva de Rotana, a las 21.30 en el lobby del hotel).Uffffff, tendría que haberte dicho que vivía a 70 km de donde estaba tu hotel, pero no lo dije entonces y no lo haré ahora. El rte. me queda a 12 km, por lo que doble camino, con lo que me gusta a mi el coche!!!.
Llego a casa y voy dejando caer la ropa conforme entro por la puerta, necesito una ducha ya!!!, y mucho mejor si es de agua fría. Después de ducharme pienso que debería comer algo, pero no tengo hambre, he de reconocer que la impaciencia me tiene nerviosa, igual si me tumbo en la cama , me relajo.......Me he dormido!!! qué hora será?.....las 18.30 y todavía no se que puñeta ponerme. Abro el armario, sudorosa de nuevo por el agobiante calor y humedad, el vestido negro que me puse en la boda de Sandra, ese me pondré; rebusco en el cajón a ver qué ropa interior me pongo, sujetador ..imposible con el escote, pero el vestido viene dotado con una sujeción interior, sin la que no podría lucirlo, pensándolo bien, mejor no me pongo ropa interior, así mantendré la imagen de chica atrevida que supongo que se habrá hecho de mi , ufffffff, si supiera!!!......zapatos de tacón alto, los rojos, también me pondré unos pendientes que llevan rojo, supongo que él irá elegante también, el lugar lo merece, no se si decirle que ya estuve varias veces o hacerme la sorprendida, el corazón me late a mil por hora. Voy a ducharme de nuevo que no quiero llegar tarde, mientras me ducho, pienso en si habrá o no reservado habitación en Rotana, o solamente la mesa. Acabo de ducharme, me seco concienzudamente, y me embadurno de crema, para evitar el resecamiento de la piel y perfumarla a la vez, me pongo el perfume ahora o antes de salir?, mejor antes de salir, si. Estoy nerviosa, casi no atino con las lentillas, hace mucho calor por lo que no voy a maquillarme apenas, algo de rimmel y los labios, el verano tiene eso de bueno,no hace falta maquillarse para tener algo de color. Me aliso el pelo, desodorante y hacia la habitación a vestirme. Me afano en vestirme... ahora si, unas gotas de D&G the one a juego con la crema corporal que me apliqué antes y lista.
El camino hacia la capital se me hace eterno y eso que son a lo sumo 40 min, ostras!!! control de policia, ya me voy a retrasar, menos mal que no dura mucho; nerviosísima aparco en doble fila ante la puerta del hotel, al entrar no te veo, pero tu si me has visto a mi, y te acercas, y con una mano en mi espalda me dices,- quieres tomar algo?-, a lo que respondo, - mejor no, el rte. está lejos y llegaremos tarde, me retrasé por el tráfico-, pagas la consumición que tenías a medias y nos dirigimos al coche, una vez en él se palpa la tensión, casi no hablamos, cruzamos alguna que otra mirada y yo me preocupo de mantener de vez en cuando el pecho situado en el lugar correcto para que el vestido no me traicione. Elegiste bien el restaurante, confiaba en ello!!- , - Dudabas? me llevó mi tiempo-
El nerviosismo de ambos es palpable durante el camino, apenas unas palabras rompen el gélido silencio, noto tu mirada de vez en cuando clavada en mi escote, lo que aumenta  mi estado nervioso, ahora ya no estoy muy segura de que haya hecho bien no poniéndome ropa interior; pienso en lo bien que te queda esa camisa de lino entreabierta mientras me dejo envolver por el mismo aroma que aspiré de ti en la mañana.
LLegada al rte. al salir del coche para entrar en él tus dedos rozan mi espalda desnuda para hacerme pasar delante de ti, y otro escalofrío la recorre de arriba a abajo, sensación que acaba directamente en en centro nervioso de dónde confluyen mis piernas. Durante la cena, no se si por el vino, la charla se ameniza y relaja, unas risas, y tu mirada insistente a mi escote, lo que provoca que me recoloque disimuladamente el pecho en varias ocasiones, la charla evidencia que tenemos bastante en común y cada vez estamos más cómodos lo que me hice confesar que jamás había hecho algo como lo de esta mañana; miradas cada vez más cómplices, alguna que otra caricia en mi mano cuando voy a coger la copa, lo que aumenta mis nervios, y mis renovadas ganas de ti, roces intencionados por debajo de la mesa ....., empieza el juego de nuevo, dos cuerpos intentando seducirse; a pesar del nerviosismo logro sentirme cómoda, como si te conociera desde hace mucho. Me levanto para ir al baño antes de salir del rte. y nada más hacerlo, me espetas - te acompaño?-, sonrio , y no puedo evitar hacerte burla con mi lengua a la vez que te hago saber que esta vez iré sola. Has pagado mientras estaba en el baño, y sostienes en tu mano la rebeca que dejé colgada en la silla. -Dónde vamos ahora?- dices cerca de mi oído mientras vuelves a depositar tu mano en mi desnuda espalda al salir, - déjate llevar! - te respondo a modo de susurro, al tiempo que mi mano roza tu entrepierna, levemente , pero con la intensidad suficiente como para que notes que ha sido intencionadamente. Acabar de rozarte e intensificar tu presión sobre mi espalda es casi automático, y sin mediar palabra me empujas hacia dónde la luz es más ténue, y atrevidamente me pones contra la pared, diciendo -No sé cómo he podido aguantar toda la cena sin follarte!!- a la par que me sujetas los brazos y sellas mi boca sin dejar que diga nada, irrumpiendo tu lengua en ella, explorándome con ansia, chupando y mordiendo sin parar mis labios, lamiéndo mi cuello, y haciendo que me pierda con ello, mi deseo es ya imparable.
Me escalan y descienden miles de sensaciones , todas concentradas en mi sed de ti, en el recuerdo que me ha poseido todo el día, tu mano suelta uno de mis brazos y se desliza hasta mi escote liberando uno de mis pechos de la fina tela del vestido, emites algo parecido a un gruñido y te afanas a saborearlo con tu boca, lamiendo, mordiendo, cuál fiera hambrienta, mientras tu mano se agarra al borde de mi vestido para escalar mi muslo hacia el encuentro de mi sexo palpitante y mi brazo libre desciende y ansiosa hasta encontrarse con tu notable erección, que noto latir fuertemente cuando tu mano intuye el libre acceso al triángulo mi deseo, - me vuelves loco!!!- e inmediatamente me sueltas el otro brazo, sin dejar de besarme desesperadamente y levantas mi vestido por encima de mis caderas, separándo mis piernas con las tuyas, desatas el nudo de tu pantalón y apresuradamente, con una urgencia imparable, te ases a mis nalgas y me aupas para que mis piernas se abracen a tus caderas mientras das media vuelta y te diriges a un oscuro rincón donde hay una escalera, sin dejar de clavar tus ganas en mi, salvaje.....imparable tomas posición sentandote como puedes, para que yo pueda seguir cabalgándote.......gotas de sudor recorren mi espalda y tu pecho, tus manos asidas a mis caderas marcando el ritmo del bamboleo y tu boca al encuentro de mis pechos, mientras mi espalda se arquea evidenciando la oleada de placer inminente ya sin esconder los gemidos, sin importarme que nos oigan o nos pillen, desatados todos y cada uno de mis sentidos en pos del sumo placer, notando y ansiando cada una de tus embestidas al compás de mi bamboleo hasta quedar extasiados los dos sobre la escalera, nos miramos........sonreímos, sudorosos, despeinados, nos besamos.......y nos tomamos el tiempo suficiente como para recuperar el aliento, sin dejar de mimarnos con la mirada, boca y manos, y me susurras al oído suavemente con la voz entrecortada - me ha encantado tu ropa interior!-..,-la ocasión no merecía mejor conjunto-, me das un muerdo y pícaro me dices, - la noche sólo acaba de empezar!!-.....haciendo que me recorra de nuevo la corriente eléctrica toda mi piel

No hay comentarios:

Publicar un comentario