Translate

21 de diciembre de 2012

Masaje prostático


Si leéis esta entrada querrá decir que no ha terminado el mundo y que era una falacia como siempre. ¿Qué mejor comienzo de una "nueva vida" que empezando con un masaje prostático?
Cuando hablamos de masaje prostatico nos referimos a un suave masaje que se realiza en el interior del ano del hombre, ya que es la única manera de estimular la próstata de forma directa. Antes de continuar cabe aclarar que la mujer no tiene próstata y que, aunque alguno la quiera asociar o equiparar, nada tiene que ver con el punto g de la mujer.

La próstata es una pequeña glándula que se encuentra junto a la vejiga y segrega un líquido blanquecino – que no es semen –. En los últimos tiempos casi tan conocido se está haciendo el masaje prostatico como el cáncer de próstata, son digamos los dos grandes temas que hacen referencia a esta glándula cuya función por lo demás pasa bastante desapercibida a lo largo de la vida del hombre.
El masaje prostático nos lo puede realizar el médico, como parte de un reconocimiento para detectar si sufrimos una prostatitis, o bien lo podemos realizar nosotros por puro placer ya sea a solas o en compañía de nuestra pareja, obteniendo sensaciones que suelen ser agradables, pero que no todos los hombres disfrutan.
El masaje prostático se puede realizar con los dedos o bien con un estimulador de próstata, un juguete erótico especialmente diseñado para ser introducido en el recto con gran facilidad y con la longitud apropiada para masajear la próstata. Son tan prácticos que por lo general no necesitamos sujetarlos ni moverlos ya que las propias contracciones del esfínter lo mueven, y además su forma impide que se introduzcan demasiado en el ano.
A la hora de usar un estimulador de próstata simplemente debemos relajarnos, evitar todo tipo de tensión con idea de que el esfínter no bloquee o dificulte la entrada del juguete. Es más que recomendable emplear lubricante, no hace falta demasiado, pero si lo suficiente para que se deslice al interior sin provocar molestias. El mejor momento es después de haber hecho “aguas mayores”, ya que tendremos las cañarías vacías ;)
Las sensaciones que comentaba anteriormente son como de un suave masaje interno, al mismo tiempo sentimos como nuestro esfínter rodea y aprieta el juguete, y como cada vez que lo hace el masaje sobre la próstata se vuelve más intenso. Todo esto puede ser muy agradable y lo podemos disfrutar mientras nos masturbamos, así como durante una felación o en el coito. Hay muchos hombres que son muy aficionados a disfrutar del sexo oral mientras les realizan un masaje prostático, y otros no salen de su asombro cuando ven que son capaces de llegar al orgasmo sin otro estimulo que el masaje de próstata.
El mejor momento viene cuando vamos a eyacular, ya que el constante masaje sobre la glándula provoca que nuestra área genital se excite aún más y reciba más sangre, lo que produce una erección más dura y un orgasmo más abundante e intenso.
¿No suena nada mal, cierto? Pues ya sabes, si quieres disfrutar de un masaje prostatic no tienes más que usar tu dedo y un poco de lubricante, pero si quieres un mayor confort nada mejor que un estimulador prostático.

No hay comentarios:

Publicar un comentario