Translate

19 de noviembre de 2012

Sexualidad y diabetes


La diabetes de mellitus es una enfermedad metabólica producida por deficiencias en la cantidad o en la utilización de la insulina, lo que produce un exceso de glucosa en la sangre. El tener diabetes del tipo 1 o de tipo 2 puede afectar a la experiencia sexual de hombres y mujeres, tanto física como emocionalmente.
En el hombre puede dar lugar a problemas de erección y eyaculación, y en la mujer una disminución del deseo sexual y dificultad para alcanzar el orgasmo. Al afectar al ámbito sexual, una de las principales fuentes de placer de nuestra vida, también puede repercutir en otros aspectos de la misma. Afortunadamente muchos de los problemas derivados de la diabetes se pueden resolver y por tanto no tienen por qué tener un impacto a largo plazo en la actividad sexual del hombre o la mujer. Tanto si uno es consciente de su enfermedad como si no, al experimentar este tipo de problemas es conveniente consultar con el médico.

Estos son algunos problemas de sexualidad que ocasiona la diabetes:
Infecciones: las infecciones de vagina o del tracto urinario son más frecuentes en mujeres con diabetes, especialmente cuando los niveles de glucosa en sangre están altos. Las infecciones vaginales, por ejemplo las ocasionadas por hongos como la candidiasis, puede dar lugar a picor, flujo anormal y dolor durante el coito, pero con el tratamiento adecuado tiene solución. Una infección del tracto urinario puede dar lugar a una orina turbia o con sangre, una sensación de ardor y/o una sensación constante de ganas de orinar. Este problema se debe tratar inmediatamente con antibióticos para reducir la probabilidad de infección renal posterior. Hasta que la infección del tracto urinario se haya resuelto, lo mejor es evitar las relaciones sexuales.
Hiperglucemia o alto nivel de glucosa en la sangre: si persisten los niveles altos de glucemia pueden afectar al nivel de energía de una mujer y dar lugar a una fatiga considerable. Esto a su vez puede disminuir el interés en el sexo. Sin duda el mantener un nivel aceptable de glucosa en sangre puede mejorar el humor y la libido.
Hipoglucemia o bajo nivel de glucosa en sangre: las mujeres que toman insulina o píldoras para la diabetes a menudo temen que la actividad sexual puede conducir a una bajada del nivel de glucosa en sangre, ya que su cuerpo utiliza más energía durante la actividad sexual. Mirarte el nivel de glucosa en la sangre antes del coito y tener carbohidratos a mano, ya sea antes o después, puede ayudar a prevenir que la hipoglucemia interfiera con el goce sexual.
Lubricación vaginal reducida: un alto porcentaje de personas con diabetes desarrolla daños en su sistema nervioso en algún momento de su vida, lo que se conoce como neuropatía, y puede reducir la lubricación vaginal en algunas mujeres. Esta disminución o pérdida de la lubricación vaginal puede hacer que una mujer se sienta incómoda durante las relaciones sexuales y limitar su placer. En este caso los lubricantes íntimos son una buena opción, así como intentar diferentes posiciones pueden ayudar a disminuir el dolor durante el coito.
Problemas de peso, la diabetes tipo 2 se asocia a menudo con el sobrepeso. El exceso de peso en algunas personas, y sobre todo en mujeres, puede afectar la manera en que se sienten sexualmente atractivas y como consecuencia reducir el interés o disfrute del sexo. Esta es una preocupación de la imagen corporal y no necesariamente relacionada con la diabetes, pero que también tiene solución si lo hablamos con nuestra pareja o un médico.
Por último y como comentaba antes: las enfermedades renales, así como las cardíacas, pueden afectar a los niveles de energía e incrementar la ansiedad por los efectos que dicha enfermedad pueda tener en la salud. La diabetes sin duda puede dar lugar a esta falta de energía, provocar la ansiedad y hacer que surjan conflictos en la pareja, es importante que ambos se comuniquen, que compartan sus temores y discutan lo que funciona y lo que no.
Como ves la diabetes puede provocar toda una serie de inconvenientes en la sexualidadde hombres y mujeres, en tu mano está no bloquearte y tratar de dar solución a todos ellos, si sufres alguno de estos problemas no dudes en hablarlo con tu pareja y consultar un especialista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario