Translate

4 de noviembre de 2012

Relato Erótico de la semana: Rendición



Ahí estoy de nuevo, rendida a los caprichos de tu boca experta, rendida al deseo que subyuga mi mente y mi cuerpo al tacto de tus dedos. Los puños apretados arrugando la blanca sábana, mi boca mordiendo , apretando entre dientes la suavidad de la almohada, mis rodillas clavadas y temblorosas sobre tu cama elevando mis caderas y curvando mi espalda, mientras tu aliento anuncia la proximidad de tu boca en mi nuca. Depositas un beso, seguido de un mordisco y la sugerente frase - empieza el vuelo, extiende tus alas..- que hace que mi mente mande impulsos eléctricos a cada terminación nerviosa, con los ojos privados de la vista, siguen mis puños arrugando con fuerza la sábana y tu lengua garabatea en descenso hasta mi cintura, tus manos agarradas con fuerza a mis caderas y ahogo los primeros gemidos, cuando asciendes quemando cada centímetro de mi piel hasta el final de mi espina dorsal y mientras tu lengua se entretiene justo donde la piel toma esa textura rugosa, noto como tu saliva recorre mi sexo y se mezcla con mi humedad, que evidencia mi deseo y borra por completo cualquier rastro de pudor que pudiera tener visualizando lo que me estás haciendo; Tus dedos pasan a formar parte del juego, deslizándose en círculos suavemente sobre mi clítoris, esperando reacciones e impulsos seguidos de gemidos que ya no se esconden, siento que tuvieras mil manos, que no dejan espacio de mi sexo sin recorrer , explorar y penetrar....tu lengua y mi deshinibición consiguen una relajación y excitación extrema, es el momento, quiero que lo hagas, deseo que lo hagas, comprueba como tu erección encaja a la perfección entre mis nalgas y cómo empieza a perderse en la profundidad suavemente, despacio, cuidando que mis alas sigan extendidas al vuelo que he iniciado, una de tus manos clavándome los dedos en el cachete izquierdo, y la otra torturando mi sexo, la única parte de mi que invado yo misma es mi boca, que ahora muerde con fuerza mis nudillos. Tuya, profundamente tuya, contoneo mis caderas y tu te inclinas sobre mi espalda perlada de pequeñas gotitas para decirme al oído -vuela, vuela alto...eres mía por completo......- y tus gemidos empiezan a parecer gruñidos, los míos se asemejan a la súplica....Diós! estoy desbocada, enloquecida, como nunca....quiero morirme así, ensartada, invadida por ti, cada orificio de mi cuerpo te pertenece, desea e implora la dulce tortura de la que ahora mismo soy objeto.........Te asalvajas, gimes.....levantas tu vuelo, a la par del mío, mientras tu pelvis se estrella una y otra vez contra mis cachetes y tus dedos marcan mis caderas, clavados con fuerza......hasta que tu peso me aplasta contra la cama, y cada parte de mi sexo se contrae y distiende sin parar, miles de escalofríos erizan mi piel, y pequeñas convulsiones liberan la tensión acumulada durante el vuelo en forma de placer.....Tú, complacido, exhausto....intentando mantener tu rendida erección entre mis nalgas, y respirándome en la nuca......

¿TE PERDERÍAS VENIR AL ESTRENO?

No hay comentarios:

Publicar un comentario