Translate

30 de noviembre de 2012

La pareja ideal es distinta a la real


Quien más quien menos ha fantaseado alguna vez sobre cómo sería su pareja ideal, ya fuera en la pubertad antes de tener las primeras relaciones serias o tras haber tenido alguna que otra decepción amorosa. Hay quien tiene hasta un perfil muy definido de cómo debería ser su pareja ideal, sin embargo el tiempo pasa y cuando nos queremos acordar, o nos paramos a pensar, nos damos cuenta de que nuestra pareja real poco tiene que ver con la que habíamos soñado!

Y no lo digo en el mal sentido, pero es algo curioso y que de hecho recientemente se ha demostrado. Al parecer, un estudio llevado a cabo en la Universidad de Montpellier, en el sur de Francia, puso a disposición de un centenar de parejas heterosexuales un software que les permitía modificar la forma del cuerpo de un modelo virtual para definir cómo sería su silueta ideal. Luego los investigadores las compararon con sus parejas actuales, y ¡oh sorpresa!.
Al contrario de lo que más de uno podría pensar, fueron las mujeres las que se mostraron más disconformes con la morfología o aspecto físico de su pareja. Los datos recogidos fueron analizados en colaboración con la Universidad de Sheffield, y lo que se pretendía era básicamente comparar en altura, peso y masa corporal de la que consideramos sería nuestra pareja ideal, con nuestra pareja actual en el marco de nuestros comportamientos reproductivos.
Descubrieron que el ideal de los hombres era por lo general más delgado que su pareja real. Mientras que las mujeres mostraron una mayor diferencia entre su pareja ideal y la actual, sin una tendencia predominante algunas preferían siluetas más pequeñas y otras las deseaban más grandes.
Obviamente la gente con la que terminamos saliendo no siempre tiene el físico que habíamos soñado, a veces nuestros ideales son poco frecuentes en el mundo real. Así que quizás nos conformamos con las parejas actuales porque no hemos podido encontrar una Megan Fox o un Zack Efron. Aunque también hay otra manera de interpretar los resultados, es decir, quizás lo que la gente piensa que quiere, no es exactamente lo que ellos quieren en la vida real, me explico: actualmente estamos bastante condicionados por arquetipos culturales que nos hacen pensar que las mujeres delgadas son las más bellas, de manera que uno puede expresar que este es su deseo, y sin embargo en la vida real, en el día a día, buscamos otra cosa, no sólo una apariencia sino también una persona que tiene una personalidad, unos valores, o una inteligencia que nos hacen dejar un poco en segundo plano su aspecto.
No me refiero exactamente a la manida frase de la belleza está en el interior, sino que realmente la personalidad de una persona puede hacer que nos sintamos atraídos sin que su aspecto físico coincida con la pareja ideal que habíamos imaginado.
Por otro lado, el hecho de que el ideal de las mujeres difiera notablemente de sus parejas actuales puede deberse al viejo estereotipo de que las mujeres se fijan más en la personalidad que en el físico. Si pensar esto te hace sentir mejor, o menos preocupado, estupendo!; aunque también podría significar que las mujeres son menos honestas a la hora de reconocer qué físico las estimula más.
Sea cual sea el caso, el estudio parece indicar que lo que describimos como pareja ideal no siempre tiene mucha relación con lo que tenemos en la vida real, a no ser que todas las parejas del estudio fueran parejas malavenidas y al borde de la separación ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario