Translate

9 de noviembre de 2012

Envidia del sueño



Pero que mala es la envidia!, alguno dice que en España es el deporte nacional, pero resulta que a veces no hay ni que salir de casa para sentirla… si, si, puede que esa adorable mujer con la que compartes tu vida se transforme en Mrs. Hidecuando el sol se pone y tu caes en los brazos de morfeo, o al menos eso han descubierto en Reino Unido. ¿Envidia del sueño? lee y ya me cuentas si te ha pasado, o si te sientes identificada.

Lo llaman envidia del sueño o sleep envy, y puede desencadenarse cualquier noche a causa del más leve ronquido, o simplemente al acurrucarnos contra las sábanas mientras dormimos plácidamente. Entonces la dulce mujer que hasta ese momento acariciaba tu cabello o simplemente estaba acostada a tu lado desata su ira y envidia, y zas!. De repente sientes: un codazo, una tos falseada, alguien que enciende la lampara de la mesilla o incluso la tele, como quien no quiere la cosa…
Ver a su pareja dormir plácidamente puede despertar la bestia que algunas mujeres llevan dentro, concretamente una de cada cuatro mujeres admite haber despertado deliberadamente a su pareja porque estaban celosas de que ellos puedan conciliar el sueño fácilmente.
La venganza más común puede ser un simple movimiento brusco en la cama, o incluso un toque o leve codazo en las costillas, algo que permita desvelar a su esposo y así la acompañe en su somnolencia. Otras admiten usar tácticas menos sutiles como: hablar hasta que él responda, hacer ruido, e incluso encender la luz o la televisión.
Uno de cada diez hasta confiesa haberle dado un pellizco!, y aún así habrá algún buenazo que piense que fue por accidente… En favor de ellas hay que reconocer que, no conseguir conciliar el sueño puede ser frustrante, pero lo es aún más cuando estamos al lado de alguien que lo consigue con facilidad.
Antes de que alguna se ofenda, he de decir que esto de la envidia del sueño no se lo ha inventado nadie, son las confesiones que salieron a la luz fruto de una encuesta realizada a 4.000 mujeres acerca de sus hábitos a la hora de dormir. La investigación desveló que una de cada cuatro mujeres les lleva una hora quedarse dormidas. En contraste, la mayoría de los hombres se duermen rápidamente, en apenas diez minutos.
Un tercio de las mujeres decían que la frustración que sienten al ver a sus maridos dormidos plácidamente, mientras ellas dan vueltas, las consume y las conduce a esosataques. Curiosamente por edades, las mujeres mayores son las más propensas a dar un codazo, mientras las jóvenes optan por encender la luz o la televisión.
El sueño es un tema sensible en la mayoría de los hogares, especialmente los que tienen bebés recién nacidos. Un estudio reciente comprobó que los padres novatos acumulan un deficit de sueño de un año cuando su hijo cumple los dos años. La mayoría apenas duerme unas cuatro horas, dadas las incontables veces que tienen que levantarse para alimentar y calmar al pequeño. Como consecuencia, van acumulando deuda de sueño, lo que los hace estar permanentemente cansados y con tendencia a los cambios de humor y la depresión – ser padres no es fácil –.
Los expertos dicen que un adulto necesita al menos 5 horas de sueño ininterrumpido cada noche para poder concentrarse y ser productivo. Lo contrario podría llegar a afectar a la relación, de hecho según algunas encuestas 1 de cada 20 parejas se separan porque estaban exhaustos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario