Translate

12 de octubre de 2012

Las bolas chinas se salen


No son una, ni dos, ni tres, sino bastantes las mujeres que al probar por primera vez las bolas chinas se muestran un tanto decepcionadas, sobre todo aquellas que son un tanto escépticas o han recibido una información un tanto equivocada y quizás esperan resultados inmediatos o un placer nuevo y sublime. El resultado es que algunas las dejan de lado y no las usan porque dicen que las bolas chinas se salen o no funcionan.

No es que se salgan, sencillamente es que la musculatura vaginal está en baja forma y no es capaz de retener las bolas chinas, y éstas por acción de la gravedad pues se deslizan hacia fuera. Es recomendable que antes de usar las bolas chinas tengamos un mínimo de fuerza en la musculatura vaginal, de lo contrario no vamos a poder trabajar con ellas.
El objetivo principal cuando una usa las bolas chinas no es meramente por placer sexual, sino para rehabilitar el suelo pélvico, también llamado coloquialmente musculatura vaginal. En estos días incluso vemos como las empresas farmacéuticas se han tomado en serio este tema, ven que muchos especialistas las vienen recomendando a sus pacientes en los últimos años dado que son muy fáciles de usar, son baratas y las podemos comprar a través de Internet sin problemas.
Eso sí, antes de usar las bolas chinas puedes pedir cita con un fisioterapeuta obstétrico para que te examine y haga una valoración, o bien simplemente introduces dos dedos en tu vagina y contraes los músculos. Si al apretar puedes sujetar tus dedos podrás usar sin problema las bolas chinas, si apenas notas presión entonces mejor acude al fisioterapeuta obstétrico para que te aconseje métodos alternativos para tonificar tu suelo pélvico.
Si ya te has comprado tus bolas chinas, y has comprobado que tienes la suficiente fuerza en tus músculos, entonces no tienes más que ponértelas. Aplica un poquito de lubricante para que sean más fáciles de introducir, cuando las tengas dentro de tu vagina levantate y pasea un poco, enseguida notarás sus leves vibraciones, al tiempo que tu vagina de manera refleja trata de sujetarlas contrayendo las paredes vaginales.
Los primeros días usa las bolas chinas durante diez o quince minutos, o hasta que notes que los músculos por ahí abajo se van cansando, no los fuerces. Ve día a día aumentando el tiempo hasta que seas capaz de usar las bolas chinas durante al menos una hora o así, y aprovecha para practicar también los ejercicios de Kegel, verás como al cabo de unas semanas eres capaz de controlar mucho más tus músculos vaginales, incluso durante el coito para poder presionar el pene de tu pareja, también puede que lubriques aún más e incluso que sientas orgasmos más intensos y placenteros.
Bueno, pues ya sabes, si eres de las que dicen que las bolas chinas se salen, no tienes más que seguir estos consejillos y seguro que cambias de opinión ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario