Translate

6 de octubre de 2012

Especial Tabú

¡Felicidades!
Que contenta estoy, al fin cumplimos un año. Un año lleno de contenidos para todos los gustos, un año repleto de críticas, de envidias, de habladurías que fueron haciendo crecer a Tabú. 
Ser una chica y escribir sobre sexo, es algo que aún, a día de hoy escandaliza a todo el mundo. Por escribir de sexo ni soy una "guarra" ni nada por el estilo. Aquellos que veis el tiempo en la primera, ¿por qué lo hacéis?¿acaso estáis obsesionados con saber si mañana lloverá? no ¿verdad? solo os gusta estar informados para sacar el chaquetón en un día lluvioso. Pues lo mismo ocurre en mi situación. Yo escribo para estar informada, para despejar dudas que me van surgiendo conforme crezco. 
Creo que el mundo del sexo tiene que dejar de ser algo tan "tabú" y que vaya convirtiéndose en algo más natural, algo sano y bonito. Al fin y al cabo, el sexo es el culme de los sentimientos, ¿hay algo más sincero que una pareja demostrándose su amor en algo tan mágico como en una noche de locura desenfrenada?
El sexo es la droga más poderosa y de las pocas que no hacen daño. 
Llamadme antigua pero:  sexo+condón= más diversión.

Quería agradeceros a los más de 300 seguidores DIARIOS por leerme. Gracias de verdad, sin vosotros quizás la web se hubiera apagado. Gracias por ese apoyo diario, por hacerme creer importante. Porque aunque ahora con la universidad tendré menos tiempo, si hace falta quedarme hasta tarde editando un artículo lo haría, lo haré y lo he hecho. Todo por vosotros, por darme esa energía para escribir. 

Y ahora, quiero abrir con vosotros el pequeño baúl de imágenes de Tabú desde que empezó un día 6 de octubre del 2011 hasta hoy, espero que os guste :)

"Un día tal como hoy pero un año atrás, decidí abrir una página web. Tenía millones de dudas de si hacerlo o no, ni tan siquiera sabía el nombre que debería ponerle. Tras muchos comederos de cabeza decidí abrir un blog. El nombre aún no estaba claro. Entre mi novio y yo conseguimos darle un nombre bastante llamativo "El Rincón Tabú". Al principio me pareció algo raro, pero me fui acostumbrando al nombre y comenzó a gustarme. Mi chico comenzó a ayudarme con el diseño de Tabú. Tras varios modelos de banners, yo aún estaba indecisa, me había empeñado en usar una imagen de una mujer que sujetaba un cuadro en sus manos.
Fuimos partiendo de ahí y intentando crear algo mágico que llenara la web de espectativas. Aún sin convencerme el banner, mi novio y yo seguíamos diseñando varios modelos y colores que pudieran amoldarse a lo que yo buscaba. Los nervios por no quedar bien aumentaban. Poco a poco fui aprendiendo a buscar información, a redactar artículos bastante largos. El diseño de Tabú aún estaba patas arriba. 
Aprendí a usar programas tales como el "Macromedia fireworks 8" para diseñar pequeñas imágenes acorde con lo que yo buscaba, pero aún no daba con lo anhelado. 







Cambiaba y cambiaba los banners, los fondos, aún no encontraba el color ni la forma concreta para mantener la web. Las visitas comenzaron a subir desmesuradamente. Fue entonces cuando mi chico y yo nos reunimos y nos tiramos toda una noche diseñando, trabajando en Tabú. Fue cuando salió algo que yo buscaba. Pude ver como el nuevo diseño era más acorde con lo que buscaba. Estaba contenta por haber encontrado el color Tabú. Las visitas incrementaron de nuevo. Decidí comprar el dominio. Comprar el .com y olvidar .blogger.com.es 
Sin más dilaciones, me abrí una cuenta en el banco y pedí una tarjeta de débito, ingresé dinero y compré el famoso dominio "elrincontabu.com"
La web subió cada vez más, ¡en google ya estaba la segunda!



Poco a poco fue conociendose por más lugares y fue cuando me llovieron las críticas. La gente me miraba raro por la calle, hablaban de mi. Yo orgullosa de mi web, alzaba la cabeza. Pronto se enteraron mis padres, tan poco les hizo mucha gracia que su hija escribiera sobre sexo. Aún así, me gustaba lo que hacía y no quise parar, me gustaba estar informada. Mi chico y yo seguimos dándole bombo a la web y a su diseño. Cada vez me iba gustando más. Aprendí a usar códigos HTML y a programar con Java. Me tuve que tragar muchos tutoriales de YouTube para conseguir botones para mi web. Tras muchos tutoriales, aprendí a crear códigos HTML sola, y en una página aparte, me puse a practicar.La web subía como la espuma. Cada vez había más gente que cada día a las cuatro de la tarde, entraba en mi portal de información sexual. Y de repente todo cambió, la gente que antes me criticaba me felicitaban, comenzaron a llegar correos electrónicos pidiendome consejos. No me podía creer que fuera cierto. Mis padres me felicitaron por la web, mis familiares también. Les gustaba lo que hacía, era información valiosa, nada obscena, era algo tan normal como el aire que respiramos.  Yo cada vez me sentía más orgullosa de ser la autora de Tabú. Tuve varias ofertas de trabajar en otras webs, pero Tabú siempre sería la primera y la única web por la que lo daría todo. La web volvió a cambiar hasta tener el aspecto definitivo, tras casi un año, conseguí el diseño acorde a lo que buscaba.
Y aquí estoy, tras un año, más de 60.000 visitas van ya. Orgullosa de haber creado algo de la nada, de que a día de hoy aún siga en pie y contenta por lo que me ha formado como persona.  

Hola soy Ana, una chica Tabú"


1 comentario:

  1. Enhorabuena por este portal la verdad, que es de lo mejor que he visto y sobre todo por unas sencillas razones:
    * Texto claro y bien explicado.
    * Un gran afán de seguir adelante (esto lo valoro mucho).
    * Y por último, saltarse las reglas e ir a contra corriente en muchos casos es signo de éxito como queda comprobado.

    ResponderEliminar