Translate

8 de octubre de 2012

Cáncer anal


A alguno le puede sonar a coña, o bien tomarlo en serio y confundirlo con el cáncer de colón, el caso es que el cáncer anal es diferente ya que su origen, factores de riesgo, progresión clínica, estadificación y tratamiento son diferentes al cáncer colorrectal.

El cáncer anal se da tanto en hombres como en mujeres, pero afecta especialmente al colectivo homosexual puesto que mantienen relaciones sexuales anales con mayor frecuencia. Que ninguno se me asuste… con esto no quiero decir que el cáncer de ano se deba al mero hecho de mantener relaciones sexuales anales.
Realmente son los portadores de enfermedades de transmisión sexual, como el VIH o el VPH, los que pueden transmitir esta enfermedad con mayor facilidad a través del sexo anal, y portadores de estos virus podemos ser tanto hombres como mujeres.
De hecho el año pasado tuvo bastante repercusión el fallecimiento de Farrah Fawcett, una de las interpretes de la famosa serie los Angeles de Charlie, la cual padeció este cáncer durante varios años, y aunque se sometió a diversos tratamientos acabó sucumbiendo en junio de 2009. Unas semanas más tarde fue nominada al Emmy a título póstumo por su documental Farrah’s Story, donde narra en primer persona su lucha contra el cáncer anal.

Causas del cáncer anal

Hay que tener claro que el cáncer anal no se debe al mero hecho de mantener relaciones sexuales anales, no se trata de una enfermedad de transmisión sexual, sin embargo según las investigaciones realizadas, el cáncer anal se da con frecuencia en personas que fueron infectadas por alguna enfermedad de transmisión sexual, concretamente el VIH o el virus del papiloma humano.
Otras causas que predisponen a la persona a padecer el cáncer anal son las lesiones benignas como hemorroides o fistulas anales, y según algunos estudios parece ser que también el tabaco influye incrementando el riesgo, aunque todavía no está clara la posible vinculación.

Diagnóstico del cáncer anal

Para el diagnóstico del cáncer anal se realiza un tacto rectal, citología y una anoscopia de alta resolución, con las que se observan las posibles lesiones incipientes que no se detectarían con otros procesos convencionales.
Lamentablemente mucha gente no es consciente de la existencia de este tipo de cáncer, así como la mujer se hace pruebas periódicas para detectar el cáncer de cuello uterino, sería recomendable que los hombres que hayan mantenido relaciones sexuales sin protección se hicieran una revisión.
Afortunadamente no es uno de los cánceres más habituales, para que te hagas una idea, el cáncer anal tiene una incidencia un caso por cada 100.000 personas al año, pero aumenta si se trata del colectivo homosexual, donde la incidencia es de 35 casos por cada 100.000 personas, e incluso esta cifra se duplica hasta los 70 casos por cada 100.000 habitantes en los hombres que mantienen relaciones con otros hombres y son infectados por el VIH.

No hay comentarios:

Publicar un comentario