Translate

12 de septiembre de 2012

Tres consejos para hablar sobre sexo


¡Muy buenas tabúes! hoy quería hablaros de una serie de consejos para poder mantener una conversación de sexo, para ello, me apoyo en la doctora Laura Berman que afirma que el 15% de las parejas casadas no tienen relaciones sexuales. A menudo estas parejas comienzan una feliz relación con una vida sexual saludable. Pero el cuidar de los niños, los problemas de dinero, familiares, y el día a día van apartando los placeres conyugales.
La mejor manera de evitar esto es prevenir los problemas antes de que aparezcan, seamos proactivos! ¿Y cómo hacerlo? Una buena opción es hablar sobre sexo, ser sinceros en cuanto a lo que va bien y lo que no va tan bien, cosas que echáis de menos o que os gustaría probar.

Lo más importante es que el tema no se guarde en un cajón ni en el fondo de un armario, que hablar sobre sexo sea algo normal, algo natural. Da igual que llevéis muchos años de casados, que tengáis niños en casa o que estos se hayan emancipado ya a la república independiente de sus casas. El sexo es algo natural, y nuestros instintos nos impulsan a practicarlo. El sexo no es un tabú. Para empezar, aquí te dejo algunos consejos para hablar sobre sexo:
1. Sexo fuera del dormitorio. No me refiero a que te vayas a poner a hacer el amor sobre la mesa de la cocina (que tampoco es mala idea), pero no hace falta llegar al dormitorio para sacar el tema o para practicarlo, de hecho en cualquier momento del día se puede cruzar el sexo por nuestros pensamientos, ese puede ser también un buen momento para compartirlo con nuestra pareja, y además le hará ver que la deseamos no sólo cuando estamos en la cama y con poca ropa.
Hay personas a las que no les gusta hablar sobre sexo fuera de las situaciones íntimas, en tal caso puedes probar a sacar el tema cuando esté ocupado/a haciendo otra cosa, por ejemplo mientras conduce, limpia, cocina, ve la tele, en el super (siempre que no haya gente alrededor!), etc. Esto evita que se pueda sentir violento/a, además no tiene necesidad ni de mirarte a los ojos, y como en teoría está haciendo otra cosa le da tiempo a razonar sus respuestas y meditar mejor lo que le planteas.
2. Piensa en positivo. En serio, ser negativo y limitarse a criticar por lo general no sirve de nada, puede que a algunas personas les motive, pero cuando la critica viene de seres queridos, y más en estos temas, no se suele encajar bien.
Iniciar la conversación con frases como “odio que me hagas…”, “no me gusta cuando…”, “no hacemos nunca el amor!”, provocan fácilmente que la otra persona se ponga a la defensiva, entonces mal empezamos, a lo sumo consigues que se justifique o se sienta humillado/a… Además por asociación puede dejar de hacer cosas o no probar cosas nuevas pensando que no te van a gustar.
En cambio si empiezas por confesar lo que te gusta, aquellas cosas que te hace y que disfrutas, y le comentas que te gustaría disfrutarlo más a menudo o hacerlo de este o aquella manera será más fácil conseguir lo que quieres.
3. Tener un plan. Esto es fundamental, ya que no conseguirás lo que quieres si no sabes lo que quieres. Quizás tu vida sexual sea aburrida y quieras aderezarla con un poco de picante, probar nuevas posturas, nuevos juegos y juguetes eróticos. Bueno pues no te limites a llorarlo por las cuatro esquinas con frases como “Me aburro cuando hacemos el amor”.
¿Has probado a hacer listas? Suele ser muy práctico para aclarar ideas, y sino prueba a hacer una lista de sugerencias, compártela con tu pareja, y ya verás.
Si no tienes un plan la respuesta más probable a la frase anterior sería “¿y que quieres que haga?”, si en ese momento no tienes respuestas, ni tan sólo una propuesta, lo único que estas generando es frustración y mal rollo.
Por tanto, la conversación será mucho más interesante y productiva si tienes tu lista preparada de antemano, si quieres y como ya lo/la conoces de sobra, hasta te puedes preparar unas posibles respuestas para ganar terreno más rápidamente hacia tus objetivos.
En definitiva, se trata de no guardar nuestros deseos y apetitos sexuales, es mucho mejor compartirlos con nuestra pareja, puede que cuando lo proponemos no le convenza y sin embargo unos días después nos sorprenda… hablar sobre sexo es bueno y ayudará a mantener una vida sexual activa y placentera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario