Translate

7 de septiembre de 2012

Karmasheetra, el twister versión kama sutra


Probablemente si tienes al menos unos veintitantos años hayas jugado de pequeño al juego Enredos, también conocido como Twister, un juego inventado en los años 60 que aseguraba ratos de diversión enredando piernas y brazos para al final caer unos sobre otros cuando los músculos no daban para más o se perdía el equilibrio.
Unos nostálgicos británicos han decidido revivir el juego enredos pero combinándolo con el sexo, es el Karmasheetra!, una idea francamente genial y que puede dar lugar a nuevos y divertidos juegos y postura sexuales. En esta ocasión jugamos sin ruleta, lo cual es una pena porque al igual que cuando jugamos con dados eróticos nos invitaría a hacer cosas inesperadas.
Por si nunca has jugado al Twister te explico cómo funciona el Karmasheetra. Necesitas al menos a otra persona, lo suyo es que sea tu pareja o amig@, porque tu perro o tu gato no te va a hacer mucho caso… No te será difícil convencerl@, tú solo dile que se trata de un juego llamado karmasheetra y que sirve para probar nuevas posturas en la cama, algunas que de hecho jamas habría imaginado. Su precio es de tan solo 25 euros. 
Otra opción sería colocar la sábana del karmasheetra bajo la colcha o funda nórdica de tu cama y darle la sorpresa, ¿que estás harta del misionero y no sabes como proponerle nuevas posturas? Con el karmasheetra tienes la excusa perfecta para innovar en la cama.
Fijate que la sábana está cubierta de formas rosa y azules numeradas, normalmente el azul para él y el rosa para ella, en ellos vamos a colocar los pies, las rodillas o las posaderas guiándonos por los números. Colocaros sobre la sábana, y por ejemplo donde ponga 3 en los espacios azules ahí se debe apoyar él, y donde ponga 3 en las zonas rosa se debe poner ella.
Básicamente es como tener el Kama sutra en una sábana, pero mucho más sencillo y rápido de llevar a la práctica. Cuando ya nos conozcamos las posturas que nos proponen podemos ir probando espacios diferentes a ver si somos capaces… de hecho como comentaba antes se me ocurre que se puede jugar con un dado ya que va hasta el número 7, así usamos los seis números del dado para ver donde nos toca poner los pies, las manos o las rodillas, y dejando los espacios con 7 como comodín.
Imagina lo que puede dar se si el Karmasheetra después de habernos tomado un par de copitas…, además no hace falta que lo usemos en la cama, lo podemos llevar al salón o a cualquier parte. En cuanto a las medidas, pues es de 2 metros de largo por 1,40 de ancho, con lo cual da para una cama de matrimonio, ¿preparado para jugar camasutra? :)

1 comentario: