Translate

15 de agosto de 2012

Cómo convencer a mi pareja para que se trague el semen


Ya de por si el planteamiento de convencer a mi pareja para que se trague el semen suena un poco mal, ya que estamos asumiendo que no quiere o sabemos que no quiere por alguna razón, pero nuestra fantasía sexual es verlo y sentir como eyaculáis en su boca, como la felación no para y ella o él ingiere nuestro semen.
Para muchos hombres es algo muy deseado, y también para muchas mujeres, pero obviamente no todas las personas que dan sexo oral disfrutan tragando semen. Esto es en buena medida por cómo enfoquemos la situación y por supuesto por cómo sabe y huele nuestro semen.

Más allá de teorías peregrinas y fábulas sobre los beneficios del semen, donde algunos afirman que tiene propiedades antidepresivas, que contiene vitaminas, etcétera, etcétera, la cuestión es el concepto que tiene nuestra pareja del semen. Muchas sin haberlo probado dicen que es asqueroso por su aspecto o porque sale por el mismo conducto que la orina; o quizás han tenido alguna experiencia anterior con un hombre que realmente tenía un semen de olor o sabor desagradable.
Una opción sería que tú mismo probaras tu semen, esto me recuerda a un episodio de Sexo En Nueva York (Kim Cattrall) justamente tiene una experiencia con un hombre que hace el amor de manera espectacular pero que tiene un semen de olor y sabor muy desagradable. Él trata de convencerla, pero tras probarlo él mismo, se da cuenta de que no es nada agradable.
Lo mejor para lograr que tu pareja se trague el semen serían altas dosis de excitación, hay mujeres que lo hacen por placer, otras por complacer, y otras que lo hacen cuando están muy excitadas, casi al borde del orgasmo. Así podrías probar a estimularla mientras te realiza sexo oral, puedes acariciar su labios vaginales, su clítoris, masturbarla, penetrarla con los dedos y por qué no darle también sexo oral haciendo un 69.
Sino una alternativa bastante habitual y que complace a ambas partes es que tu pareja deja que eyacules en su boca, así consigues esa excitante y agradable sensación, pero realmente no llegan a tragar el semen. Luego se escupe en un pañuelo de papel o se va al baño a enjuagar la boca y listo.
Otra opción más segura, sobre todo si vamos a practicar sexo oral a alguien que no conocemos demasiado, es emplear preservativo. Así evitamos todo tipo de problemas, de hecho si una aprende a colocar el condón con la boca podrá engañar a su pareja en más de una ocasión, dejando que eyacule dentro de su boca pero con el condón puesto, y para cuando se de cuenta no querrá parar o ya se habrá corrido.
Por último, comentar que la alimentación influye en el olor, sabor y calidad de nuestro semen.  Ciertas teorías afirman que el consumo de frutas, sobre todo aquellas especialmente dulces como la piña ayudan a mejorar su sabor. Por si no lo sabes, sólo el 10% de tu semen son espermatozoides, el resto es líquido seminal y su composición varia en función de lo que le damos al organismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario