Translate

5 de julio de 2012

Aprende a amar tus labios vaginales



Los labios vaginales o labios genitales son una parte importante de los genitales femeninos, sin embargo para muchas mujeres permanecen en el olvido durante años, hasta que un día por curiosidad o porque se han hecho una depilación descubren el aspecto exterior de su sexo.
Llegadas a este punto es que mucha mujeres sienten rechazo por lo que ven, a algunas las hace sentir inseguras e incluso acomplejadas al extremo de no querer mantener relaciones sexuales por miedo al qué pensará o qué dirá. Es entonces cuando tienes que aprender a amar tus labios vaginales.

Los labios vaginales son atractivos para los hombres

Afortunadamente cualquier hombre, o pareja del mismo sexo, que quiera intimar con tus partes íntimas está biológicamente programado para encontrarlos atractivos y excitantes. Incluso el olor y sabor que a algunas no les termina de convencer, a la mayoría los vuelve locos, es puro instinto.
Me adentro peligrosamente en cuestiones de gustos, pero así como hay hombres que prefieren pechos grandes, o con grandes nalgas, o rellenitas, etc. creo que se puede afirmar con cierta rotundidad que para cualquier hombre los labios vaginales resultan atractivos sea cual sea su aspecto, siempre que estén limpitos y libres de infecciones.

Mis labios vaginales son anormales

Asombrosamente resulta que no son pocas las mujeres que piensan que su labios vaginales son anormales, empezando por el tema de que un labio es más grande que el otro o porque cuelga; ¿señoritas acaso aún no se dieron cuenta de que el cuerpo humano es asimétrico? No nos fabrican con un molde y si tenemos un pecho más grande que otro o una brazo más largo que el otro, ¿por qué no íbamos a tener un labio vaginal más grande que el otro?
Esto en buena medida es una señal de falta de educación sexual, algunas incluso se asustan pensando que su deformación se debe a algo que hicieron mal o en exceso; como por ejemplo montar en bicicleta, por alguna infección o porque su novio las toqueteó demasiado. No faltan tampoco el porcentaje de hombres que piensa que se debe a que la mujer mantuvo  muchas (demasiadas) relaciones sexuales.
Todo esto es sencillamente absurdo, de hecho en el caso de los hombres están los testículos: siempre tienen uno más grande que otro, cargan más de un lado que del otro. Al igual que los pezones, los labios vaginales en cada mujer pueden variar en color y tamaño, incluso a medida que una mujer madura sus labios pueden ir cambiando de color tomando tonos más oscuros.

Cómo son los labios vaginales normales

En ocasiones los labios menores pueden ser muy pequeños o de hasta de seis centímetros de ancho, pueden sobresalir y pueden ser lisos o arrugados. Cuando una mujer está excitada los labios se suelen hinchar, humedecer y cambian de color oscureciéndose o adoptando tonos rosados. Esto a algunas las asusta y las lleva a pensar que se ve feo y que van a ser rechazadas por su amante.
Algunas mujeres a causa del sus complejos optan por la cirugía, y a pesar de no ser una operación compleja ni tampoco de las más caras, yo lo recomendaría sólo en caso de verdadera molestia o por un complejo que verdaderamente bloquee la vida sexual de la mujer. De hecho soy más de la opinión de que es mucho más sano aceptar nuestro cuerpo.
Para ello nada mejor que echar mano de un espejo un día que tengas tiempo y que sepas que nadie vendrá a molestarte, siéntate y echa un vistazo a tus genitales. Ponte cómoda y examinalos tranquilamente. Si quieres puedes comparar con fotos que hayas encontrado en Internet y verás que no hay nada de raro, simplemente tienes que convencerte de que eres perfecta tal como eres.
Si no te termina de convencer tampoco niegues los sentimientos, simplemente analiza objetivamente y si es necesario pide la opinión de tu pareja, de tu hermana, tu madre o de alguna amiga. Personas que te transmitan confianza, y ya verás que te acabas convenciendo de que cada uno de esos pliegues son lindos y sexy.

2 comentarios: