Translate

16 de mayo de 2012

Un polvo de una noche


Un rollo, un polvo de una noche o como queramos llamarlo es algo que cualquiera debería experimentar al menos una vez en su vida, tanto hombres como mujeres, por el mero hecho de disfrutar de una noche de placer sin ataduras de ningún tipo.

Mientras algunas personas les tienen cierto desprecio a este tipo de experiencias, otros están totalmente abonados a esta manera de mantener relaciones sexuales. Depredadores/as que disfrutan conociendo a nuevos compañeros de cama siempre que pueden para disfrutar de un polvo de una noche.
A veces se dan sorpresas, bien porque preveíamos que fuera el polvo de una noche y acaban siendo más noches o bien porque aquella persona prometía y finalmente era todo fachada. Si estás en este segundo caso, o incluso si la cosa fue bien pero simplemente quieres quitarte de en medio cuanto antes, puedes emplear el método de Barney Stinson.
Por si no lo conoces se trata de un personaje de ficción de la serie norteamericana How I met your mother o “Cómo conocí a vuestra madre”. Barney es todo un personaje y en el cuarto episodio de la segunda temporada desvela uno de sus métodos para esfumarse en este tipo de situaciones.
Ni corto ni perezoso, suele llevar una carta de despedida pre-impresa y en la que únicamente tiene que rellenar los huecos en blanco con el nombre de la mujer con la que acaba de tener relaciones sexuales.
En el capitulo de la serie fue a más, no conforme con hacerse pasar por su mejor amigo Ted Mosby para disfrutar de un polvo de una noche, y al no acordarse del nombre de la chica, puso “residente” en los espacios en blanco… Aquí os dejo la versión original de la carta y una traducción libre, si tienes ocasión de ver la serie te la recomiendo, sobre todo si te gustó la famosa serie Friends ;)
La carta de Barney Stinson

Traducción de la carta

Querida residente / anfitriona,
El tiempo que hemos pasado juntos, aunque breve, significó un mundo para mi. Me gustaría verte de nuevo, pero desafortunadamente, no puedo. Verás, soy un fantasma. Puedo materializarme una vez cada diez años, coincidiendo con el aniversario de mi muerte. Escogí pasar mi único día entre los vivos contigo, mi dulce anfitriona. Quizás nos volvamos a ver dentro de una década, siempre que tengas la misma silueta. Hasta entonces, todo mi amor desde el más allá, Barney.

No hay comentarios:

Publicar un comentario