Translate

18 de mayo de 2012

Sexo telefónico, qué decir o hacer


Cuando uno propone el sexo telefónico como juego sexual, a muchos les seduce la idea pero a la hora de ponerse con ello más de uno no sabe por dónde empezar, así que por eso hoy vamos a ver qué decir o hacer cuando queremos practicar sexo telefónico.

El sexo por teléfono puede ser una buena manera de romper con la rutina o de mantener viva la pasión entre parejas que por una u otra razón se han visto obligadas a separarse geográficamente. Aunque realmente es buena idea aún si vives en la misma ciudad, o incluso si compartís vivienda pero os apetece jugar a lo largo del día.
Esta claro que hombres y mujeres no somos iguales, nos podemos excitar por cosas similares, pero siempre con matices, así que hoy vamos a ver cómo excitar a un hombre por teléfono y cómo excitar a una mujer por teléfono.
Excitar a una mujer por teléfono
Cuando queremos excitar a una mujer por teléfono lo más importante es la imaginación y el tono de voz que empleamos. A las mujeres les excita mucho escuchar una voz sensual con propuestas provocadoras, les gusta que les hagan volar su imaginación, y para ello es necesario describir bien todo lo que va a ocurrir: la situación, el estado de ánimo, la ropa, etc.
Si no eres una persona muy imaginativa, lo que podéis hacer es recordar algún encuentro sexual que hayais tenido y os haya gustamo mucho, así os podéis centrar aún más en los detalles y los recuerdos harán el resto. Otra opción es contar lo que le harías si estuviera a tu lado, es como tener una fantasía sexual pero en voz alta.
Realmente en el sexo telefónico no hay reglas, simplemente deja volar tu imaginación y trata de conectar con tu pareja para excitarla hasta alcanzar el orgasmo.
La mejor manera de entrar en situación es que ambos os pongáis ropa sexy, o bien te quedes en ropa interior para no tener problemas para desnudarte o para acceder a los genitales. Pon una luz ténue o bien unas velas, y si te apetece deja a mano un poco de lubricante y algún juguete erótico.
Excitar a un hombre por teléfono
Si lo que se trata es de excitar a un hombre por teléfono, ten en cuenta que pueden tardar bastante menos en alcanzar el orgasmo, y en cualquier caso lo más recomendable es no andarse por las ramas, mejor ser específico pero ir despacio.
¿Cómo hago eso? Pues por ejemplo contándole lo que le harías si estuviera a tu lado, y aportando detalles para enriquecer la fantasías sexual. En función de como vaya reaccionando podrás ir construyendo tu historia, yendo más rápido o más despacio.
Es cierto que los hombres son más visuales, pero si no es posible una video-llamada entonces bastará con que le digas lo que llevas puesto o directamente confiesa que estás desnuda. Comenta cómo te sientes y qué estás haciendo con las manos.
El mero hecho de desnudarse para hablar por teléfono ya puede ayudar mucho para ponernos en el estado de ánimo apropiado.
Ideas extra para tener sexo telefónico
Recuerda que el sexo telefónico se basa en la fantasía que uno pueda tener, así que aprovechar para dejar volar tu imaginación o para compartir todas esas fantasías sexuales que en ocasiones rondan por tu cabeza y que por una u otra razón te han dado cierta verguenza confesar.
Al ser pura fantasías, podéis tener relaciones sexuales en cualquier sitio que podáis imaginar, y sobre todo en todos aquellos sitios que siempre habéis querido pero que no habéis podido hacer por verguenza o porque no se dio la ocasión: en una playa, en un avión, en un probador, en cualquier sitio público, etc.
Puede que las primeras veces os cueste un poco, pero todo es empezar y coger algo de práctica, luego aprendemos a contar historias, a marcar los tiempos, a emplear determinadas palabras, etc. Pero ante todo hay que tener presente que se trata de pasarlo bien, el sexo telefónico es un juego sexual con el que disfrutar en pareja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada