Translate

5 de mayo de 2012

Himen o corona vaginal

En alguna ocasión hemos hablado del himen, especialmente cuando nos referíamos a la perdida de la virginidad o también a cirugía genital, concretamente al hablar de la himenoplastia o reconstrucción del himen. El caso es que ahora Asociación sueca para la Educación Sexual (RFSU) ha lanzado una propuesta para cambiar el hombre al himen por corona vaginal.
Realmente la idea surge porque en sueco se emplea la palabra mödomshinna para referirse al himen, lo cual se traduce literalmente como “membrana de la virginidad”. Obviamente este término si tiene connotaciones erroneas y por tanto tiene más sentido que sea cambiado.
En español, la palabra himen proviene del latín hymen, y este del griego ὑμήν, que significa membrana y por tanto no tiene vinculación alguna con la virginidad. Según el diccionario de la R.A.E., se trata de un repliegue membranoso que reduce el orificio externo de la vagina mientras conserva su integridad. Nuevamente ninguna mención a la virginidad, con lo cual poco interés hay en rebautizar al himen.
No obstante el panfleto publicado contiene mucha más información acerca del himen que hemos considerado interesante traducir y esperamos sea útil para disipar muchas dudas y mitos asociados a la virginidad y el himen, ahora también llamado corona vaginal.
El himen o corona vaginal se encuentra a uno o dos centímetros de la entrada de la vagina. Al igual que la labia, como puedes ver en la imagen de arriba, el himen de cada mujer se ve diferente: de diferente tamaño, color y forma. Consiste básicamente en capas más o menos replegadas de tejido mucoso, de color rosado, casi transparente. Aunque puede ser más grueso y de color más pálido o blanquecino, en la gran mayoría de los casos es elástico.
Es raro, pero se puede dar el caso de que una mujer tenga el himen completamente cerrado, en tal caso será necesario hacer una visita al ginecólogo para realizar un pequeño procedimiento de apertura que permita que el fluido menstrual salga, para poder usar tampones y para mantener relaciones sexuales.
Uno de los mitos más extendidos sobre el himen es la idea de que la abertura de la vagina de una mujer está cubierta por una membrana que se rompe en la primera penetración. Como hemos visto, esto no es así, a continuación vamos a ir viendo algunas de estas dudas.

Preguntas frecuentes sobre el himen y la virginidad

  • ¿La primera vez duele?. Dado que el himen es una membrana flexible las sensaciones de la primera penetración – ya sea la inserción de un tampón, al masturbarse o al tener relaciones sexuales con penetración – es una experiencia muy personal. Algunas mujeres no sienten dolor en absoluto, mientras que otras, con un himen más grueso o cerrado sienten algunos dolores e inclus pueden experimentar pequeñas roturas en los pliegues de mucosa que pueden provocar un pequeño sangrado.
  • ¿Se puede romper el himen cuando montas en bicicleta o a caballo?. No, como se comentaba en el punto anterior y al comienzo, se trata de una membrana flexible que se encuentra en el interior, por tanto el ejercicio físico no le afecta.
  • ¿Qué se entiende por “romper el himen”? ¿Tiene algo que ver el tamaño de pene?. Expresiones como romper el himen o desflorar están ligadas al falso mito de que existe una capa o membrana que recubre la entrada de la vagina hasta el día que la mujer experimenta su primera penetración. Ya hemos visto que esto no es verdad y además al estar en la entrada de la vagina poco importa la longitud del pene.
  • ¿Qué significa Virginidad?. El concepto virginidad en materia sexual se refiere a si un hombre o mujer ha tenido o no relaciones sexuales, si no las ha tenido se dice que es virgen o que mantiene su virginidad. Dado que el término hace referencia a la virgen María, popularmente el termino virginidad se asocia más a la mujer que no ha tenido aún relaciones sexuales. Esta relación entre sexo y religión ha creado no pocos problemas y mitos a lo largo de la historia, por tanto no es conveniente vincularlos, entre otras cosas porque por ejemplo resulta un poco absurdo decir que una es virgen aun después de haber practicado el sexo oral o la sodomía…
  • ¿Es posible ver o sentir si una mujer ha tenido relaciones sexuales?. No. Viendo simplemente el pene de un hombre y la vagina de una mujer es imposible saber si esa persona ha tenido relaciones sexuales. Ni un ginecólogo ni tu pareja sexual puede decir si has tenido sexo vaginal, oral, anal o manual.
  • ¿Se puede cerrar el himen con cirugía?. Como comentaba al comienzo, existe lo que se conoce como himenoplastia o reconstrucción del himen, una cirugía sencilla pero que tampoco garantiza resultados, recordemos que se trata de tejido flexible y que no siempre tiene por qué sangrar, por tanto las mujeres que lo realizan para contentar a sus futuras parejas pueden quedar decepcionadas.
  • La ruptura del himen en caso de violación o agresión sexual. Cuando por desgracia una mujer se ve forzada a experimentar una agresión sexual con penetración vaginal no es raro que se produzcan desgarros, ya no sólo del himen, sino también de otros tejidos debido a la introducción forzada del pene. En caso de agresión sexual, y aunque no resulte fácil, conviene que la mujer no se lave los genitales y acuda lo antes posible a un hospital para dar testimonio de la agresión y que los médicos obtengan muestras que sirvan como prueba ante un tribunal y que ayuden a la policía a identificar al agresor. Además allí mismo la mujer podrá obtener asesoramiento y apoyo para ayudarle a lidiar con lo sucedido.
En resumen, la virginidad es más un concepto más filosófico que anatómico, si existe un himen o membrana que rodea la entrada de la entrada de la vagina, pero ésta rara se vez se encuentra completamente cerrada y no siempre sangra en la primera penetración. 

2 comentarios: