Translate

23 de mayo de 2012

Ducha anal

¡Mil disculpas Tabúes! he estado con los últimos exámenes de curso y necesitaba desconectar completamente de todo, y por ahora está saliendo bien, de todas formas ya os contaré ^^


Hoy os vengo con un tema quizás corto pero no por ello menos interesante. Se trata de la ducha anal. 


Cuando vas a la ducha, procuras limpiar cada rincón de tu cuerpo ¿verdad? Pero estoy segura de que jamás te has planteado limpiar por dentro.



La ducha anal es una práctica muy recomendada, por no decir obligatoria, a la hora de practicar sodomía, fist, besos negros o cualquier otra práctica sexual donde se vea involucrado el recto. Las duchas anales o enemas se vienen practicando desde hace siglos, bien con fines médicos o bien para lo que hoy nos ocupa: las relaciones sexuales.
Básicamente consiste en introducir agua tibia y limpia en el recto, que a continuación expulsaremos, de manera que eliminemos todos los posibles restos que puedan haber en el recto para así evitar sorpresas durante el sexo. No es recomendable emplear jabones, ya que aún siendo neutros pueden irritar la zona, y destruir la mucosa que lo protege de manera natural.
Uno de los métodos más sencillos y económicos que podéis encontrar son las peras para ducha anal. Consisten en un pequeño deposito de agua y una jeringa plástica que debes lubricar para facilitar el acceso. Algunas incluyen un pequeño accesorio para realizar igualmente duchas vaginales.
Los precios varían desde los 9 euros hasta los 20 así que buscad vuestro aliado para limpiaros interiormente y ya me contaréis. 
¡GRACIAS POR SEGUIRNOS!

2 comentarios:

  1. http://www.realtouch.com/static/0006/index.html

    ResponderEliminar
  2. Buenísimo el dato (:

    ResponderEliminar