Translate

13 de abril de 2012

Ventajas e inconvenientes de los tríos

Para un alto porcentaje de la población masculina, realizar un trío con dos mujeres es una de sus mayores fantasías sexuales, parece que a los hombres les fascina el sexo en grupo, tener la atención de varias mujeres al mismo tiempo, y ocupar sus manos, su lengua y su pene con múltiples féminas.


No es tan frecuente que un hombre desee compartir a una mujer, sin embargo considero que es la forma de trío más fácil de hacer realidad, mal que le pese a más de uno por no ser la combinación deseada.
En general en el sexo en grupo, es decir, cuando son tres, cuatro, cinco o más personas en una misma habitación, da lugar a muchas bocas, manos, penes y orificios donde encontrar el placer, y sin embargo la falta de comunicación, coordinación o respeto pueden dar al traste con todo, e incluso nos puede llevar a pensar que mejor hubiera sido dejarlo como una fantasía.
Antes de hacer un trío, o de tener sexo con varias personas al mismo tiempo, conviene plantearse algunas cosas, y principalmente ¿por qué queremos hacerlo?. Hay quien lo hace por hacer algo diferente, por vivir la experiencia de tener a varias personas atentas a sus deseos y con ganas de darle placer, por curiosidad, como una manera de tener relaciones sexuales con otras personas sin engañar a su pareja, para dar rienda suelta a su lado voyeur y ver cómo otra persona da placer a su pareja, por hacer algo inusual o fuera de lo común, etc.
Todas estas son posibles razones, y será importante tenerlo claro para exponérselo a tu pareja. Cuando alguien se plantea el sexo en grupo, especialmente si tiene pareja, el sentimiento que suele surgir es el miedo, ya sea en forma de celos, de inseguridad por diversos motivos, o por tener la sensación de hacer algo que está mal.
Puede que el mensaje que te haya llegado de tus amigos y familiares, de tus creencias religiosas, y de la sociedad en general sea que el sexo en grupo es algo malo, algo depravado, pero realmente si la experiencia se lleva a cabo de forma honesta, entre adultos que están de acuerdo en disfrutar y no hacer daño, uno puede hacer lo que le de la gana.
Está claro que es primordial ponerse de acuerdo antes de dar el paso de incluir a una tercena persona en nuestras relaciones íntimas, si los dos no están de acuerdo o convencidos hay bastantes probabilidades de que aquello deje secuelas, y fácilmente puede terminar con una relación de pareja y con una amistad. Hay que estar de acuerdo antes de hacer nada ¿vale?
Mientras todo se mantenga en el plano sexual aquello puede salir bien, pero en cuanto haya un atisbo de sentimientos los celos y la inseguridad aflorarán. Si tus razones para hacer un trío son que deseas recuperar a tu pareja, que lo haces por complacerle o todo lo contrario, por miedo a intimar o al compromiso, entonces no es muy recomendable pasar a la acción.
Si eres una mujer u hombre que fantasea con hacer un trío o una orgía incluyendo a tu pareja debes tener claro lo que buscas y cómo vais a afrontar el antes, el durante y el después. Y si eres la tercera persona en discordia, deberías averiguar ¿cómo será? ¿qué se espera de ti? Ya que tampoco es fácil entremeterse, ellos con una simple mirada se pueden decir muchas cosas y tú sin embargo andas entre medio más perdido que el barco del arroz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario