Translate

13 de marzo de 2012

Sexo oral a un hombre: ¿es obligatorio?

La felación o sexo oral a un hombre es una práctica sexual que consiste en hacer llegar al orgasmo a un hombre con la boca. Por unos u otros motivos poco a poco se ha ido convirtiendo en una práctica más habitual, al punto que en ocasiones parece un paso indispensable y obligatorio antes de pasar a la penetración.
El caso es que ni todas las mujeres, ni incluso algunos hombres, disfrutan recibiendo sexo oral, así que ¿podemos saltarnos la felación? Cuales son las razones que pueden bloquear a una mujer cuando se le pide sexo oral?
Lo de que algunos hombres no les gusta que se la chupen lo menciono de pasada, y es que aunque a muchos nos pueda parecer surrealista, haberlos los hay… ya sea por haber vivido malas experiencias, o bien por tener ideas excesivamente conservadores que le hacen asociar el sexo oral con la prostitución, o con un libertinaje excesivo por parte de la mujer. En fin, ellos se lo pierden…
Antes de continuar, creo que es importante insistir: La felación nunca es obligatoria. De hecho cuando compartimos momentos íntimos con nuestra pareja nada es obligatorio, ni si quiera la penetración. Forzarse un@ mism@ sin estar preparad@ digamos que es la mejor manera de tener una mala experiencia y formarnos un idea equivocada sobre cierto tipo de prácticas. Ni los blogs, ni las revistas ni los amigos, ni tu pareja debe hacerte creer lo contrario.
En verdad existe una gran cantidad de juegos sexuales que pueden colmar de placer a un hombre, sin que estemos obligados a pasar por la felación. Es verdad que está considerada como una de las mejores maneras de “entrar en materia”, pero tampoco es la única. Las caricias con las manos o con cualquier otra parte del cuerpo pueden tener el mismo efecto.
Además, para aquellas que se niegan en rotundo a dar sexo oral a un hombre, pero que tienen ganas de ofrecérselo a su pareja, deben saber que existen juguetes eróticos para hombres que recrean con bastante realismo la sensación de una felación e incluso ofrecen sensaciones diferentes, por ejemplo los masturbadores Fleshlight.
Más adelante, si te va seduciendo la idea de probar o ir un poco más allá, comienza por explorar poco a poco el cuerpo del hombre: primero con las manos, con el cuerpo, luego acercas tu cara y entonces comienza por ejemplo por unos besos, caricias, siempre a tu ritmo, sin prisas, créeme que esa inocencia junto con el interés por su pene también le excitará mucho. Además hay mujeres que prefieren hacer una felación con preservativo por el miedo a que el chico no avise o por otros motivos, prueba quizás te guste. 

Cosas que bloquean a las mujeres a la hora de dar sexo oral

- La felación como un acto de dominación, si bien las reticencias de la mujer pueden ser varias, una de las más habituales es el hecho de tomarlo como un acto de sumisión o dominación por parte de su pareja. A una se le viene a la mente la típica imagen de una película porno donde una muchacha, clavada de rodillas, debe engullir el pene de un hombre como si no tuviera campanilla, en ocasiones de dimensiones descomunales, hasta lo más profundo de la garganta y con cierta violencia, para finalmente recibir todo su semen en la cara o en los pechos… Obviamente ella puede sentir cierto pavor, sobretodo si no hay demasiada confianza entre ambos.
El que sea un acto de sumisión depende de la postura, o más bien de cómo lo enfoques. El mero hecho de colocarte en cuclillas o de rodillas frente a él no lo convierte en sumisión ya que si adoptas una actitud agresiva más parece que eres tú la que lo domina o abusa sexualmente de él… sobretodo si él se sienta, en lugar de estar de pie.
Otra opción es que él se tumbe, entonces tú estás sobre él y ya si que desaparece cualquier sensación de sumisión, ahí es la mujer la que tiene el control y acceso directo a todos sus genitales.
- Por el olor y sabor del pene, esta es otra de las grandes razones, todos sabemos que el pene evacua tanto la orina, como el líquido preseminal y el semen, así que por unos y otros motivos a algunos hombres les huele el pene más que a otros. Puede ser por falta de higiene o debido a la dieta, en cualquier caso la mayoría de las veces este problema desaparece con una simple ducha antes de empezar a jugar.
También puedes emplear lubricantes de sabores, o productos como la leche condensada o el sirope de chocolate para darle un sabor completamente diferente, más rico y divertido. Sin aún así te da asco chupar el pene a pelo o no sabes si puede ser portador de alguna ETS, puedes emplear condones de sabores, que incluso te permiten dejar que eyacule dentro de tu boca sin llegar a entrar en contacto con sus fluidos, además, ¡están ricos!
El tener ciertas reticencias a la hora de dar sexo oral a un hombre es algo totalmente normal, ya sea por el tamaño, el olor o el sabor del pene. Una debe estar preparada psicológicamente para entrar en este juego, si tienes ciertas dudas o miedos compártelos con tu pareja, seguro que juntos encontráis el camino para hacer que el sexo oral se convierta en una experiencia placentera y deseada, y no en algo obligatorio antes del coito. Recuerda que no es algo obligatorio, porque "todas" lo hagan no significa que seas un bicho raro, así que relájate y tómate tu tiempo. 

5 comentarios:

  1. Aqui lo que hay que hacer es chupar mas y que hablen menos que muchas mujeres son muy echadas para alante pero no quieron comersela a nadien porque les parece un actor dominador del hombre hacia ellas, pero despues si que quieren que le comamos nosotros a ellas sus partes intimas asique, que vamos a ser sinceros, aqui lo que hay es que comer todos para no perder la dieta un saludo

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo con Anónimo en el sentido de que algunas mujeres son muy "calentorras" por no decir otra cosa similar. Hay muchas mujeres que te insinuan que quieren sexo contigo y después te dejan con el calentón y a tu miembro viril sin compañía de esa selva tropical.
    Sinceramente , estas mujeres, son guarras por naturaleza, o bien que le gusta levantar miembros viriles a todos los varones, sin importarles los sentimientos de dichos hombres ni de sus respectivas partes íntimas.
    Considero que no todas la mujeres son unas "calentorras" sólo existe en la minoría, podríamos decir el 20% de el conjunto femenino

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con vosotros, puesto que hay chicas que se dedican a eso, a calentar y luego a salir por patas, pero tan poco podemos generalizar ya que no todas son así. Aquellas que lo son, creo que podríamos identificarlas con niñatas que se creen que pueden jugar con "vuestro miembro" y luego no terminar lo que han empezado. Pero el mundo es muy grande y no todas son así. Y con respecto a Anónimo I, quería decirte que hay chicos a los que les gustan que le practiquen felaciones pero ellos a cambio no quieren cunnilingus eh?

    ResponderEliminar
  4. Personalmente conozco a una chica que hace unos cuantos años, me hizo esto "calentarme", pero en cambio si esa persona te calienta o bien te hace la envolvente para dejarte igual, eso es de ser mala persona , porque se juega con la salud sexual de dicho individuo.También debemos decir que hay mujeres que le gustan que le practiquen el cunnilingus y sin embargo ellas no practican la felación. Esto es de ser egoista. Así que no saquemos los pies del tiesto , que a lo mejor nos caemos al suelo.

    ResponderEliminar