Translate

9 de marzo de 2012

9 ideas para juegos eróticos

El fontanero
Todo un clásico y por ello infalible. La mujer está desesperada, su fontanería está hecha polvo y necesita una puesta a punto, así que llama al fontanero. Como hace calor, el pobre trae una camisa medio desabrochada que te permite ver su pecho descubierto y velludo. Mientras anda inspeccionado las tuberías no puedes quitarle el ojo, te atrae ese torso descubierto y ese hombre desconocido en tu casa, de repente te pide un vaso de agua, y cuando vas a pasarlo queriendo y sin querer le acabas acariciando la mano, os miráis, os cruzáis una sonrisa y que comience la fiesta!.
La profesora particular
Tienes una profesora particular, una mujer muy amable y siempre presta a responder tus dudas o resolver tus problemas. Te viene a enseñar matemáticas, pero tu sientes debilidad por sus vestidos y minifaltas, y fantaseas con ella cuando te masturbas. Hoy ella cometió la imprudencia de sentarse demasiado cerca de ti, y aquello que comenzó como un inocente roce de piernas, rápido hace saltar chispas y se convierte en un tórrido momento entre la maestra y su alumno, aquello no puede ser pero el deseo sexual puede con todo… Puedes ayudarte con uno de los relatos que publiqué no hace mucho.
La excursionista sexy
En este juego erótico eres una excursionista que anda explorando la región, tanto caminar te abre el apetito, así que llegas a un pequeño supermercado de pueblo para comprar comida. Casualmente hay un chico muy sexy atendiendo y te pregunta qué deseas. Solo estáis vosotros dos en la tienda, llegado el momento buscas tu dinero y ¡ups! Perdiste el monedero… él no parece preocupado y te sonríe con una mirada un tanto frívola, más bien perversa. Se acerca y en voz baja, casi con un susurro te dice al oído que le puedes pagar de otra forma en la trastienda.
La señora y su mayordomo
Una clásico, pero de verdad, imaginad que estáis en la piel de un mayordomo de la Edad Media, y ella es tu señora que debe ser obedecida en todo, debes hacer todo lo que se te ordene sin rechistar, ella es la hija del rey y nada enfadaría más a su padre que saber que su ojito derecho tuvo un disgusto con un sirviente. Por otro lado, la pobre está recluida en palacio para que no se mezcle con la plebe, así que ella te ordena que le enseñes todo lo que sabes sobre prácticas sexuales, pero no te olvides de mostrarle respeto en todo momento y de seguir sus ordenes, por cándida que parezca ante sus primeras experiencias sexuales, si la disgustas puede mandar que te corten la cabeza!. Un juego erótico que puede resultar muy excitante…
La striper
Esta fantasía de la striper te puede venir como anillo al dedo. Imagina que tu chico se va a casar, y sus amigos deciden darle una sorpresa, está tranquilo en casa viendo la tele y de repente llaman a la puerta, la típica encuesta en el momento más inoportuno… te hace pasar y para cuando se quiere dar cuenta ya pusiste la música y das comienzo a tu espectáculo.
La mujer policía y el ladrón
Eres un chico malo, te han pillado intentando robar a una anciana indefensa en el parque. Llegas a comisaría y te meten en una celda a cargo de una mujer policía, tú no lo sabes, pero desde que entraste por la puerta no te ha quitado el ojo, así que haciendo abuso de poder y de sus esposas, abusará sexualmente de ti, no la vas a poder tocar porque ella manda.








Sexo con un desconocido en la discoteca
En este juego erótico estás en una discoteca, así que cierra las ventanas, que haya el mínimo de luz y la música a todo volumen, estáis bailando y tomando alguna copa. De repente ella te ve bailar, te sonríe y se acerca. Te aproximas a ella y sientes un deseo irresistible de besarla. Sube la temperatura y comenzáis a sudar, entonces ella te agarra del brazo y te hace acompañarla al baño para dar rienda suelta a vuestras pasiones, lejos de miradas indiscretas…
El deportista lesionado
Eres un futbolista que viene de lesionarse en el campo y no puedes continuar, hacen los cambios y te conducen a la enfermería donde debes esperar a la enfermera. Al momento ves llegar una muchacha con una bata impecable y que desde el primer momento se interesa en qué te ha pasado. Tu te dejas tocar, ella te debe examinar, y a pesar de tus intentos por distraerte al final tu erección se hace evidente. Te pones colorado, ella te dice que esperes un momento, se dirige a la salida, piensas que se marcha disgustada pero no, en lugar de eso cierra la puerta y vuelve hacia a ti al tiempo que se va desabrochando la bata para dejarte ver sus pechos en todo su esplendor y dar rienda suelta a su lascivia.
Violación o sexo forzado
Esta es delicada, pero debes saber que muchas mujeres en algún momento fantasean con la idea de ser violadas o que las fuerzan a tener sexo, lo cual no quiere decir que deseen vivirlo, ¿pero por qué no hacerlo realidad con una fantasía o juego erótico…? Algunos sexólogos relacionan esta fantasía con el hecho de que la mujer no termina de aceptar sus deseos de tener sexo e inconscientemente crean esta fantasía para justificar una sesión de sexo salvaje, digamos que el sentirse forzadas las exime de responsabilidad o culpa, y las permite disfrutar más.
Puedes alterar cualquiera de las fantasías anteriores: siendo la mujer acosada por el fontanero, las excursionista a la que obligan a pagar en carnes en la trastienda, la mujer que se ve sorprendida por el preso, la profesora forzada por su alumno, la chica que sólo quería ir a besarse a los baños, etc. Si ambos tenéis claro que no es más que un juego, éste puede ser uno de los juegos eróticos más excitantes. ¡Así que parad de leer y poneos a practicar!

2 comentarios: