Translate

13 de febrero de 2012

Bolas chinas.

Ya hace bastante tiempo hablé de los juguetes sexuales pero de una manera más general, hoy me quiero centrar en nuestras amigas, las bolas chinas. 


No son una, ni dos, ni tres, sino bastantes las mujeres que al probar por primera vez las bolas chinas se muestran un tanto decepcionadas, sobre todo aquellas que son un tanto escépticas o han recibido una información equivocada y quizás esperen resultados inmediatos o un placer nuevo y sublime ¡error! menos mal que está Tabú para guiaros =)


El resultado es que algunas mujeres las dejan de lado y no las usan porque dicen que las bolas chinas se salen o no funcionan.



No es que se salgan queridas amigas, sencillamente es que la musculatura vaginal está en baja forma y no capaz de retener las bolas chinas, y éstas por acción de la gravedad pues se deslizan hacia fuera. Es recomendable que antes de usar bolas chinas tengamos un mínimo de fuerza en la musculatura vaginal, de lo contrario no vamos a poder trabajar con ellas ¿vale chicas?


El objetivo principal cuando una usa las bolas chinas no es meramente por placer sexual, sino para rehabilitar el suelo pélvico, también llamado "musculatura vaginal". En estos días incluso vemos como las empresas farmacéuticas se han tomado en serio este tema, ven que muchos especialistas las vienen recomendando a sus pacientes en los últimos años dado que son muy fáciles de usar, son baratas y las podemos comprar a través de Internet sin problemas.


Eso sí, antes de usar las bolas chinas puedes pedir cita con un fisioterapeuta obsténtrico para que te examine y haga una valoración, o bien simplemente introduces dos dedos en tu vagina y contraes los músculos. Si al apretar puedes sujetar tus dedos podrás usar sin problema las bolas chinas, si apenas notas presión entonces mejor acude al fisioterapeuta obsténtrico para que te aconseje métodos alternativos para tonificar tu suelo pélvico. 




Si ya te has comprado tus bolas chinas, y has comprobado que tienes la suficiente fuerza en tus músculos, entonces no tienes más que ponértelas. Aplica un poquito de lubricante para que sean más fáciles de introducir, cuando las tengas dentro de tu vagina levantate y pasea un poco, enseguida notarás sus leves vibraciones, al tiempo que tu vagina de manera refleja trata de sujetarlas contrayendo las paredes vaginales.
Los primeros días usa las bolas chinas durante diez o quince minutos, o hasta que notes que los músculos por ahí abajo se van cansando, no los fuerces. Ve día a día aumentando el tiempo hasta que seas capaz de usar las bolas chinas durante al menos una hora o así, y aprovecha para practicar también los ejercicios de Kegel (hablaré de esto en el próximo apartado), verás como al cabo de unas semanas eres capaz de controlar mucho más tus músculos vaginales, incluso durante el coito para poder presionar el pene de tu pareja, también puede que lubriques aún más e incluso que sientas orgasmos más intensos y placenteros.



Y ahora, después de esta introducción a uno de los juguetes sexuales más demandados por las mujeres nos preguntamos:
 ¿cómo se utilizan las bolas chinas?
Es tan fácil como ponerte un tampón. Así de sencillo. Se trata de dos bolas del tamaño de un albaricoque que están unidas por un cuerda, la cual, al igual que con los tampones, sirve para introducirlas y sacarlas de tu vagina.

Puedes usar lubricante especial para estos juguetes eróticos y así te será más fácil ponértelas.
Se pueden usar de forma personal o en compañía. Si las usas en solitario piensa que son uno de los juguetes sexuales más discretos. Las introduces en tu vagina y con el movimiento de la pelvis al andar, subir las escaleras, bailar, etc unas pequeñas bolas en el interior de las grandes se moverán generando una vibración cinética muy estimulante.
Las bolas chinas se utilizan también para realizar los ejercicios de Kegel y fortalecer los músculos vaginales. Como pesan un poquito y tu vagina nota un cuerpo extraño dentro, la tendencia de los músculos es a contraerse para que no se caigan, de esta manera estarás fortaleciendo toda la zona y las contracciones al tener un orgasmo serán mayores. Para tu chico el placer aumentará desde el punto de vista de la presión, ya que tus musculos vaginales se contraerán con más fuerza sobre su pene, ¡¡¡no podrá creérselo!!!
Hay muchos tipos de bolas chinas, vaginales y anales, con estrías o lisas, con vibrador o sin el. Lo mejor es que en la tienda de juguetes eróticos que te las compres te informen bien de cómo es cada una para ver cuál es la que más te gusta. Pruébalas hasta que encuentres el modelo que más se adapta a tu sexualidad.
¿Cómo se ponen?
1. Ante todo mucha higiene. Lava las bolas chinas con agua tíbia y gel neutro. Sécalas bien. Si deseas una máxima desinfección de las bolas, existen geles antibacterianos especiales para la limpieza y desinfección de los artículos eróticos.
2. Aplica una gotita de lubricante de base acuosa en la bola que entrará primero en tu vagina.
3. Llévalas puestas unos 10 o 15 minutos al día, mejor si estás de pie y en movimiento. Si notas que se te caen, no te agobies, las retiras y mañana te las pones un rato más.Ponte cómoda, con las piernas abiertas, medio agachada o con una pierna elevada, como si fueras a ponerte un tampón. Relájate y coge las bolas con los dedos índice y pulgar, a modo de pinza.
4. Para quitarte las bolas chinas relájate y abre bien las piernas. Coge con con fuerza el cordón de las bolas que ha quedado fuera y tira con suavidad pero con firmeza. Las bolas tienen que ir deslizándose hasta salir del todo de la vagina. Si te cuesta, contrae los músculos del vientre como si fueras a ir al baño.Con la otra mano abre un poco la vulva e introduce poco a poco la primera bola dentro de la vagina. Cuesta un poco al principio, pero no tiene porqué doler ni molestarte. Cuando la bola está en tu vagina, empújala hacia adentro con un dedo, en dirección a tu espalda, ya que la vagina no es totalmente recta. Fuera debe quedar parte del cordón para extraerlas, al igual que un tampón
5. Una vez fuera, lava bien las bolas chinas con agua tíbia y gel neutro o con el gel bactericida, y dejalas secar al aire. Verás que al retirar las bolas aparece en ellas un poco de flujo de color blanquecino. No te asustes, es normal. Es una buena señal que te indica que las bolas han activado correctamente los músculos de tu suelo pélvico.

¿Cuales compro?
Pues como has de suponer, hay muchas. He estado leyendo en foros y no encontré mucha variedad, así que os dejo fragmentos de comentarios y ya juzgáis vosotras mismas.  

"Demasiado placer las bolas vibradoras""Las bolas chinas con vibrador incorporado son lo más"
"Las bolas con vibrador son algo incómodas por el aparatito para las pilas pero irías todo el rato aprentando la vagina por el gustillo"
"Sin vibrador, ¡me encantan! son cómodas de usar y también estímulan"
"Sin vibrador puedes usarlas sin molestia de que se te acabe la pila cuando más te está gustando"

Espero que os halla despejado un poco las dudas, yo por mi parte aún no sabía muy bien el mecanismo de estas, y me ha parecido bastante interesante. Gracias por leernos.


1 comentario:

  1. Si lo deseáis podéis encontrar todo tipo de bolas chinas en http://www.caprichodiscreto.com/category.php?id_category=51título y muchas de ellas con evíos gratis.

    ResponderEliminar