Translate

9 de enero de 2012

¿Tengo fimosis?

¡¡Hola a todos los seguidores del Rincón Tabú!! antes de nada, me gustaría felicitaros por el año nuevo. Un año nuevo y en el que os oferto mejores entradas, aún más detalladas. Espero que este año que acaba de dar comienzo, me sigáis siendo fieles, yo siempre lo he sido y lo seré. ¿Preparados? 
Pues ultimamente he hablado mucho de la mujer, he de aclarar que somos mucho más complicadas en cuanto al mundo del sexo que los chicos ¿eh? así que hoy el primer apartado de Tabú, hablaremos de vosotros, y de un problema, del que estamos muy mal informados. La fimosis. Quizás lo hemos escuchado, y sepamos más o menos en que consiste, pero... ¿realmente sabemos que es fimosis? ¿qué es la circuncisión? o ¿qué es el frenillo? quizás pienses que sabes exactamente su significado, si es así, pues chapeau, si no es así, continua leyendo te interesará ;)



Fimosis
Como siempre acudimos a la wikipedia que dice así:
La fimosis (del griego phimos) es una anomalía de los anexos cutáneos del pene que altera la mecánica de este órgano. La fimosis se debe a la estenosis del orificio prepucial que impide la retracción completa del prepucio para dejar el glande descubierto, activamente durante la flacidez del pene, o pasivamente durante la erección. 
O con palabras más sencillas, la fimosis es la estrechez del prepucio, es decir, el glande no se puede descubrir. Lo normal es que el glande pueda descubrirse para poder asearlo en estado flácido y para tener relaciones sexuales no dolorosas y por lo tanto, placenteras. 
Hay tres tipos de fimosis:


- Fimosis Puntiforme: aquella en la que el orificio prepucial es de un diámetro mínimo, apenas apreciable, con la piel circundante de aspecto y grosor normales. 


- Fimosis cicatricial o anular no retraible: aquella en que la piel que rodea el orificio prepucial está indurada o engrosada, habitualmente por balanopostitis previas.

- Fimosis anular: aquellos casos que no puedan incluirse en ninguno de los dos grupos anteriores, estando el prepucio estrechado en mayor o menor medida y por alguna circunstancia existan complicaciones o fracaso para la retracción.


ANTES
DESPUÉS 
Muchos niños tienen algo de fimosis cuando son pequeños. En estos casos, el pediatra puede aconsejar a la madre o al padre que intenten empujar suavemente y poco a poco el prepucio hacia atrás a la hora del baño para impedir que se acumule suciedad en el interior y evitar así posibles infecciones. La mayoría de las veces este problema se resuelve a medida que el niño va creciendo y si no es así, puede solucionarse mediante la circuncisión. 

- ¿Fimosis tardía?
Hemos visto anteriormente que la fimosis se suele dar en los niños pequeños, pero no siempre es así. La llamada fimosis tardía, y son aquellos chicos que desarrollan una estrechez prepucial después de haber tenido un prepucio normal y reductible sin antecedentes de infección o de trauma local. Se debe a una afección dermatológica con componente alérgico correspondiente a un Liquen (balanitis xerotica) que puede llevar a una verdadera cicatriz y  recudir el meatro uretral. En ese caso la estrechez prepucial es progresiva y muy severa por lo que siempre debe ser intervenida. 

¿Como se soluciona la fimosis?


Por medio de la circuncisión. Según el diccionario, circuncidar significa exactamente <<cortar circularmente una porción del prepucio>>. Se trata de una operación quirúrgica rápida y sencilla cuyo objetivo es conseguir que el glande quede al descubierto para que la erección se desarrolle adecuadamente. 
No todas las fimosis son iguales. Hay muchos grados. Las más molestas son aquellas que impiden una erección completa. En estos casos es cuando se aconseja la circuncisión. Si, al llegar la pubertad, el prepucio continúa demasiado estrecho, lo mejor es consultar a un médico. En ningún caso se debe forzar estirando la piel. 



¿Qué es el frenillo?

El trocito de piel que une el prepucio con el cuerpo del glande es el frenillo. Si esta conexión es demasiado gruesa o corta, puede dificultar las relaciones sexuales e incluso impedirlas. En estos casos se aconseja recurrir a una sencilla intervención quirúrgica.




"Me ha dicho un amigo que cuando a un hombre se le hace la circuncisión ya no siente tanto placer en sus relaciones sexuales. ¿Es cierto?"


Pues sí. Es cierto. Se pierde algo de sensibilidad. Pero de momento, no hay pruebas evidentes de que esto sea así. La diferencia entre el pene circuncidado y el que no ha sido es simplemente física: al mirarlos, su aspecto es distinto y es más sencillo mantener la higiene del pene. 







Y eso es todo por hoy. Espero que halláis despejado todas vuestras dudas, y que si tenéis este problema, no dudéis en comentarlo con vuestros padres que son los que mejor os pueden ayudar. Y ponte en contacto con un médico para poder arreglarlo cuanto antes. Espero que os halla gustado el artículo de hoy, muchas gracias por seguirme mis pequeños tabúes. 








1 comentario: