Translate

10 de diciembre de 2011

Anorgasmia femenina: empezar a conocer qué nos pasa.

Hoy nos centraremos en las chicas y en un problema, quizás desconocido para nosotras, pero que hay que conocerlo con profundidad. Así que voy a ponerme seria aunque me cueste ;)

La anorgasmia es la segunda causa de consulta entre las chicas por detrás del deseo sexual inhibido, ya que se calcula que incide entre un 5 y un 40%.

¿Como sabemos que estamos frente a una mujer que padece anorgasmia? 
A continuación os daré los criterios siguientes: 
- Ausencia o retraso persistente o recurrente del orgasmo tras una fase de excitación sexual normal. El diagnóstico debe efectuarse cuando se considera que la capacidad orgásmica de una mujer es inferior a la que correspondería por edad, experiencia sexual y estimulación sexual recibida. 

- La alteración provoca malestar acusado o dificultad en las relaciones interpersonales.
- El trastorno orgásmico no se explica mejor por la presencia de otro trastorno mental (excepto otro trastorno sexual) y no es debido exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una sustancia o a una enfermedad médica.
Aunque esto es lo que marcan los expertos, los profesionales que se dedican a la práctica clínica afirman que no existe una causa única que  pueda explicar que una mujer con un buen deseo y una buena excitación no disfrute también del consiguiente orgasmo. Naturalmente, hay que distinguir a aquellas mujeres que no obtienen un orgasmo porque sus relaciones sexuales no son satisfactorias o por que su pareja no las estimula como ellas necesitan. Éstas, simplemente, tienen una mala sexualidad que no les permite llegar al orgasmo, pero no podemos decir que tengan una disfunción sexual en su respuesta erótica. Para que nos entendamos, una mujer a la que su pareja estimula, y no consigue tener un orgasmo.
Siempre que hablemos sobre este tema hemos de distinguir entre lo que consideramos anorgasmia primaria que, hace referencia a las mujeres que nunca han tenido un orgasmo -sin diferenciar tipo de estimulación-; de la anorgasmia secundaria que se refiere a aquellas mujeres que habiéndolo experimentado en el pasado, en la actualidad son incapaces de conseguirlo.
Existe otra clasificación que se refiere a la anorgasmia situacional, que engloba a aquellas mujeres que no consiguen llegar al orgasmo en determinadas condiciones o situaciones. Para que nos entendamos mejor, aquellas mujeres que por ejemplo, no tienen dificultades para obtener un orgasmo a través de la masturbación o del sexo oral, pero tienen muchos problemas para obtener un orgasmo a través de la penetración. Es lo que denominamos, en la actualidad, anorgasmia coital.


¿Que solución tiene este problema? Os voy a hablar desde mi punto de vista, para que me entendáis mejor. 


Las chicas, somos muuuuuy diferentes a los chicos, y para empezar en el tema del orgasmo. Las chicas necesitamos muchos preliminares, mucho tiempo para poder tener un orgasmo. A los chicos, apenas les cuesta (hay excepciones eh?) conseguir el orgasmo. Pero a las chicas no cuesta más aunque también nuestro orgasmo es mucho más intenso. Hay un término medio de veinte minutos estimulando a una chica para que pueda alcanzar el climax. El problema que tenemos las chicas, es que durante la estimulación del clítoris, (cuando nos lo hace nuestra pareja) pensamos, y eso es lo peor que podemos hacer. Pensamos en si él/ella estará cansad@, si estará a gusto, si disfruta... que cara ponemos... además de presionarnos a nosotras mismas con frases tales como "vamos, voy a llegar, voy a llegar, si voy a llegar" ¡¡ERROR!!  Chicas hay que ser egoístas en esos momentos en los que nuestra pareja nos toca, nos acaricia, hay que no pensar en nada, tenemos que centrarnos tan solo, en el placer que estamos sintiendo a través de los labios, de las manos o de lo que utilice nuestra pareja...  Así que chicas, hay que disfrutar y dejar los complejos atrás, en un rincón. Espero que os halla gustado el artículo de hoy y mucha suerte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario