Translate

31 de octubre de 2011

Estimula su cerebro bajo las sábanas


Aunque os pueda parecer que la mayoría de los hombres basa su excitación en cómo se estimulen lo genitales, tenemos que admitir que tienen más poder que una mujer que conoce los secretos del lenguaje, aunque no sea una experta en manejar el órgano sexual masculino.
 
¿Sabéis como se excita aún más a la mujer? 

Palabras. Sí exacto, las mujeres nos excitamos más, con unas palabras sugerentes. No hay nada como unas frases que alimenten nuestro ego en un momento oportuno. Me atrevería a decir que incluso las mujeres adoran que mientras nos hacen algo nos giman, que nos digan frases subidas de tono. 


¿Pueden servirte las palabras a la hora de hacerle algo a tu chica?

Sí. Nunca subestiméis el poder de la mente. Sí si, tal y como estáis leyendo. Vamos a ponernos en situación. Estáis con vuestra chica y os apetece hacerle disfrutar, deseáis llevarla a un placentero orgasmo ¿Situados? Vale. Pues mientras vuestras manos se desplazan por sus zonas erogenas utilizad a vuestra gran amiga la palabra. ¡Como leéis! Susurrale palabras sugerentes, frases eróticas, o simplemente dile lo que te gusta que disfrute en tus manos. Quizás os parecerá una tontería pero funciona. O simplemente con gemir en la oreja, hará que tu chica se centre en ella, que sea egoísta. Que se relaje de tal manera que podrá ser recompensada con un gran y placentero orgasmo. 



¿Como excitar a un hombre aún más? 

Los hombres en este sentido son mucho más simples que las mujeres. También se excitan con las palabras pero de diferente manera. A ellos les encanta saber que su pene es "enorme". Los hombres necesitan oír que digas las ganas que tienes de que te enseñe lo mucho que él sabe hacer bajo las sábanas. Cuánto te gusta que te toque aquí y allá, que lo haga de una forma u otra y su estupendo cuerpo (aunque no lo sea, no te cortes, pero tampoco descaradamente). 
Algo también que puede jugar un papel fundamental es que mientras que le hacéis algo, gimáis  como si él os estuviese haciendo algo. O que le miréis sensualmente, podéis regalarles una sonrisa picarona. Esas palabras, unidas a miradas intencionadas y pícaras le harán reafirmar su autoestima y concentrarse en su placer y también en el tuyo. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario