Translate

26 de octubre de 2011

Sexo Tantrico. Definición y pasos a seguir.

El sexo tántrico forma parte del corpus de prácticas propias del tantra. El tantra es una de las tradiciones hindues que, en lugar de defender que el rechazo a las pasiones es el camino que nos lleva a la realización espiritual, utiliza estas pasiones de una manera concreta para llevarnos a esta realización.


Aumento del deseo sexual
Lo primero que hay que hacer para practicar el sexo tántrico es no hacerlo. Aunque suene raro esta postura, los practicantes más acérrimos a esta práctica sexual recomiendan hacer el amor una sola vez al mes ya que de esta manera se acumula energía sexual.
Puede que a ti te parezca demasiado tiempo y no quieras esperar tanto tiempo. Pero sino tanto, sí te recomendamos dejar pasar unos cuantos días, para que aumente el deseo entre vosotros. Esta espera logra resultados maravillosos.




Prepara la habitación
El ambiente es muy importante, es un factor calve para que el sexo tántrico sea satisfactorio. Ilumína la habitación con velas blancas, perfumadas… ten a mano aceites para los masajes…coloca flores frescas en jarrones.


Una música suave favorece muchísimo la relajación. Además, puedes preparar algo de comer (comida suave: piezas de fruta, etc.) y algo de agua para los momentos de descanso.
Desconectad los teléfonos móviles, descolgad el teléfono de casa…en resumen, asegúrate de que nada pueda interrumpirte.


La respiración es muy importante
En el sexo tántrico, el ritmo lo lleva la respiración. Sentaos uno frente al otro y comenzad a respirar pausadamente y sincronizados.
Debéis conseguir que cuando uno exhale, el otro inhale. La idea es que uno respire el aire del otro.
Tienes que sentir como el aire recorre todo tu cuerpo. Con los ojos cerrados, poco a poco te irás evadiendo y entrarás en un estado de meditación.

Las caricias
Es hora de acariciar y masajear a tu pareja. Usa algún aceite y masajéale con movimientos lentos y suaves. Circulares primero, de arriba hacia abajo, después. Explorando todo su cuerpo. Eso sí, en esta fase abstente de acariciar los pechos y los genitales. Eso vendrá más adelante. También es importante no besarse.
La duración de esta fase depende de vosotros, aunque lo recomendable es de 15 a 20 minutos.

Besos y caricias
Cada vez estás más próxima a tu pareja, más unidos. Ahora recorre todo su cuerpo con tu boca, con tus besos y deja que él también lo haga.
Acuéstate y permítele que acaricie tus pechos, siente su lengua lamiendo y besando tus pezones.
Déjate llevar por las sensaciones. Recorre toda la longitud del pene y deja que él acaricie tu vulva con suavidad y dulzura.


Penetración tántrica

Antes de pasar a esta fase, descansad un poco. Seguid respirando en forma pausada. Es el momento de la penetración.

Pero en el Tantra la penetración es completamente distinta a la conocida. En el Tantra, el hombre no hace el amor a la mujer sino que son dos universos que se conectan y abren paso. La penetración es sólo un paso más del acercamiento de los cuerpos.
La penetración al principio debe ser estática. El pene se queda inmóvil dentro de la vagina y la pareja continúa acariciándose suavemente.

Tras unos instantes, comenzarás a notar cómo la vagina se relaja por completo y comienza a moverse rítmicamente por sí misma. Por su parte, el pene se mueve, cómo absorbido por la vagina. (La penetración es aconsejable que se lleve a cabo en una postura similar a la de la fotografía.)


Alargando el orgasmo

Si la erección del hombre es muy fuerte y está próximo a la eyaculación, debéis volver a los ejercicios de respiración y a las caricias suaves. También, puede apretarse con dos dedos la zona del perineo (entre el escroto y el ano) para evitar la eyaculación.
Después de dos o tres horas de caricias tántricas, vuestros cuerpos estarán inmersos en el punto más alto de excitación y sentirás que sois un solo cuerpo.

Dejándoos llevar por las sensaciones placenteras, podréis finalizar lenta y suavemente el coito, hasta que se produzca el orgasmo y éste os llene de placer. Un placer nunca antes experimentado.




Espero que lo practiquéis, yo aún no lo he probado, pero tras haberlo puesto en el blog, estoy ansiosa por saber si funciona. Eso si, para hacer esto hay que saber a lo que se va, y querer hacerlo. Y sobre todo, cambiar el chip, que hasta para follar vamos con prisas.

¡Que lo disfrutéis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario